• Regístrate
Estás leyendo: Se lo acabaron...
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 17:09 Hoy

Intelecto opuesto

Se lo acabaron...

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Casi 15 días después de la elección los hijos de don Plutarco se siguen preguntando qué ocurrió la tarde del primero de julio de 2018.

En la antesala de la votación presidencial, se dejaron ver figuras históricas como ex presidentes (aunque fueran en apariencia de otros partidos, pero verdes, blancos y rojos de corazón), ex gobernadores, ex embajadores, ex regentes capitalinos, fundadores de corrientes, de legiones, de organizaciones con tradición y memoria.

Hoy nadie hace nada, nadie se reporta con nadie. El PRI oficialmente está fuera de la agenda política y de prioridades para este país ¡que aún gobierna!

Si la agonía es una loza pesada, el espacio de aquí a diciembre seguramente terminará sepultando a varios en aras de querer revivir un muerto que no metió ni las manos ante el efecto de la deslealtad y la traición de los suyos.

Nadie como para darte en toda la torre como tú familia, dice un sabio dicho. Y aquí se vio claramente cómo en el partido del gobierno federal las cosas comenzaron con altas traiciones, seguido de una inmensa operación en contra, producto del rencor y la venganza por las decisiones de una cúpula.

En días pasados se volvieron a dejar ver juntos, con caras largas, pero juntos, los ex presidentes nacionales del PRI -menos Enrique Ochoa Reza, ese no cuenta- con algunos de los que serán sus pocos representantes camerales como Claudia Ruiz Massieu. A la fecha, siguen sin asomar la cabeza quienes estarán en San Lázaro y el Senado a partir de septiembre tratando de esquivar golpes y acusaciones, pagando los platos rotos, pero finalmente sentados disfrutando de las mieles de ser oposición en el México democrático y legislativo.

De dicha reunión no se dio a conocer mucho pero el fin viene a justificar todos los medios: el PRI no tiene de otra más que apagar el respirador artificial, morir, y revivir con nuevos nombres, colores, ideas, personajes, propuestas y todo lo que viejo oficio les ha enseñado a los hijos de don Plutarco.

Si a nivel nacional hay incertidumbre de lo que ocurrirá, en los estados el caos es peor. A sabiendas de que el tiempo se agota, muchos intentan expiar sus culpas con leyendas urbanas como la ola y arrastre de AMLO en las urnas; otros mejor agradecen y aceptan los hechos, en espera de ser llamados a cuentas y presentar sus resultados.

Los menos, los que han acudido a sus liderazgos para una evaluación y una autocrítica. Pero lo más importante, la base priista camina sin saber qué hacer en estos momentos mientras escucha en las noticias que habrá despidos en delegaciones, que se ahorrará todo el gasto de oficinas, que López Obrador le quiere dar todo el dinero de México a los pobres… viven en la angustia que provoca la orfandad a mediana edad. Mientras tanto, no hay nadie con quien reportarse, porque ya no hay partido…

eduardogonzalez.lopez@milenio.com


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.