• Regístrate
Estás leyendo: Puras buenas intenciones
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 12:56 Hoy

Intelecto opuesto

Puras buenas intenciones

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

En marzo pasado, en este espacio editorial escribí sobre las "buenas intenciones" de las autoridades para poder brindar protección a los periodistas mexicanos. Nada pasó.

Y es que hace dos meses la "comisión especial" de seguimiento a las agresiones a periodistas y medios de comunicación de la Cámara de Diputados en el Congreso de la Unión, dio a conocer que se impulsarían medidas que garanticen la confidencialidad y la salvaguarda de los reporteros, editorialistas, colaboradores a un nivel constitucional. Tampoco nada pasó.

La propuesta en sí no es mala. Se trata de reformas a los artículos 7 y 102 constitucionales, y a la Ley para la Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como a diversas disposiciones en materia de derecho a la información y libertad de expresión, para que todo ello tenga como resultado la Ley General de Protección a Periodistas.

Otra de las propuestas que detallé en este espacio, emanada de las mismas filas de San Lázaro, fue la de dotar de reconocimiento constitucional y autonomía en su organización interna a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión. Nada pasó tampoco.

Una tercera propuesta desde el Congreso de la Unión propone expedir la Ley General de Protección a Periodistas y reformar la Ley para la Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas con la que se pretende tener mecanismos de protección a periodistas en las entidades federativas e incorpora conceptos internacionales como el derecho a la información y los derechos digitales. Un detalle innovador es que se incluye por primera ocasión los conceptos de periodista y colaborador periodístico, crea una Alerta de Riesgo, capacitación a servidores públicos municipales y una reducción en los tiempos de atención a víctimas de agresiones.

De las tres propuestas hechas este año en San Lázaro, ninguna avanzó ni avanzará.

En cambio, este 2017 ya son 5 asesinatos de periodistas en el país. En total suman 34 reporteros, camarógrafos, fotógrafos, comunicadores, editores y directores que han fallecido a manos del crimen de 2012 a la fecha, es decir, en el actual sexenio.

La tendencia es peligrosa. En 2013 cuatro casos, en 2014 seis casos, en 2015 ocho casos, en 2016 11 casos y al paso que se va este año seguramente se superará la cifra.

Como dato adicional de las "buenas intenciones" para la protección de periodistas en México, se denunció también en San Lázaro que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 no se etiquetaron fondos al Fideicomiso para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, que actualmente resguarda a 509 integrantes de estos gremios a nivel nacional. A ese fideicomiso, que es un mecanismo de protección, se le dejaron solo los recursos extras del año pasado.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.