• Regístrate
Estás leyendo: Obrador contra Obrador
Comparte esta noticia

Intelecto opuesto

Obrador contra Obrador

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Resulta inverosímil y hasta como producto de un cuento o de la imaginación de un estudiante de Ciencia Política, pero es real. En Hidalgo se tienen dos Andrés Manuel López Obrador, el del Morena y el del Partido del Trabajo.

Lo anterior producto de las pugnas entre los mismos personajes que regentean la “izquierda” hidalguense desde hace más de dos décadas y que han sobrevivido a manera de venderse siempre como una nueva opción en cada proceso electoral.

Y es que todo es un embrollo: los perredistas de 2006 que se aliaron a Morena, más los petistas que se sumaron y luego se alejaron, más los aliancistas que todo abandonaron y ahora apoyan a Obrador, más los priistas que se sublevaron. Todos, en un mismo sitio, en un mismo espacio.

Si de por si la elección en Hidalgo ya es confusa para mucha ciudadanía al tener un centenar de aspirantes a diputados locales, una cuarentena a diputados federales y ocho al Senado, falta que midan el efecto frente a la boleta en las urnas pues el nombre de AMLO estará no en uno, sino en tres espacios, con tres partidos en alianza nacional, que en Hidalgo no aplica. What?

Sí, en Hidalgo hay que aclarar que la política siempre es diferente o intenta serlo. Nadie sabe porque, pero una pista es que la división masiva del sufragio siempre le conviene a un grupo político predominante. Si no me creen, espérense al 2 de julio para ver como en todo al país el resultado es uno y en Hidalgo otro.

Pero regresando al caso de los dos AMLOS, en el estado la campaña presenta a un López Obrador con Morena y otro con el Partido del Trabajo. A la par, los dirigentes de cada partido ocupan sus propias frases para pedir el apoyo en nombre de su candidato a la Presidencia; son como Caín y Abel, que ambos adoran al mismo Dios pero no le sirven de la misma forma. Acá no son bíblicos ciertamente pero sí mesiánicos, un poco tiranos, pero al final jugadores tan válidos como cualquiera y con las mismas posibilidades que los demás.

Sin embargo, los de mayor estructura son los de Morena, que también son los que organizan los eventos de López Obrador en Hidalgo, los últimos dos y los que vienen en una semana. A dichas citas, dijo el líder morenista Abraham Mendoza Zenteno, los del PT no son bienvenidos, al menos como organizadores y protagonistas, sino como militantes más de su “movimiento”.

Ante ello el líder del PT, Arturo Aparicio, señaló a sus pares de estar haciendo campaña a costa de estarlos criticando y atacando, además de acusar que Morena difamó a sus candidatos por estar recibiendo instrucciones oficiales para provocar todo este caos entre hermanos y rivales.

A este problema se suma el ingrediente del Grupo Universidad en Morena, lo que corona un tremendo caos entre corrientes, usos y costumbres, manoseo de izquierdas, derechas y hasta de santos y demonios en un juego de AMLO vs AMLO en Hidalgo.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.