• Regístrate
Estás leyendo: Navaja de doble filo
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 15:37 Hoy

Navaja de doble filo

Publicidad
Más opiniones
Diego Fernández de Cevallos
Héctor Aguilar Camín
  • Ir a todas las Opiniones
  • Publicidad

    Ayer el Consejo Político Estatal del PRI votó por los trabajos rumbo a la elección de 2018 tanto en proceso federal como estatal, en donde –de acuerdo a varios de los participantes- se perfilan alianzas con el Partido Verde y Nueva Alianza, e incluso (a nivel local para diputados hidalguenses) con Encuentro Social.

    Lo anterior representa un escenario poco usual ya que podría darse (jurídicamente es viable) el registro de una alianza tradicional como la del PRI-PVEM-Panal y una con el PES, quien a nivel federal va con Morena y el PT.

    Es viable porque en anteriores procesos y en estados como Zacatecas, por ejemplo, el propio PT se ha aliado con Nueva Alianza y el PRI para presidencias municipales y gubernatura, mientras que a nivel nacional lo ha hecho con Andrés Manuel López Obrador, casi siempre por lo menos durante los últimos 10 0 15 años.

    En Hidalgo sería un tema de revisión por parte de las autoridades electorales como la Junta Local del INE y el Consejo General del IEEH, además de esperar a que los involucrados pudieran ingresar algunos juicios de inconformidad o de protección de derechos políticos ante el Tribunal Electoral.

    Lo curioso será ver, de aprobarse la navaja de doble filo pesista, el hecho de cómo y quiénes serán los representantes de la dirigencia estatal del PES para organizarse, acudir a juntas y hacer campaña tanto con el PRI como con Morena.

    Me imagino a los coordinadores del PES entregando promovidos y cuentas a la dirigencia del tricolor por la mañana, en labor política para la elección al Congreso local; y por la tarde, acudiendo a los cuartos de guerra de la alianza Morena-PT para ver lo pertinente a las campañas para diputados federales, senadores y Presidente de la República.

    Suena a disparate pero hay quienes ven esa posibilidad en Hidalgo; sobre todo por la afrenta, pequeña revolución interna, que comenzaran los miembros del PES estatal en contra de la determinación de su líder nacional, semanas atrás, de aliarse con Andrés Manuel López Obrador.

    Tampoco es que sin ellos ni el PRI ni Morena puedan hacer o dejar de operar cosas; pero el hecho de dar un mensaje de distracción o confusión –pensando mal siempre, de que uno quiere infiltrarse en el grupo del otro- suena muy al estilo de la política hidalguense. Por eso es que se lee viable y posible el que el PES tenga dos alianzas en la entidad.

    Por otro lado, el priismo local ayer puso sus barbas a remojar y coincidieron en que, primero, no van arriba en las encuestas, y segundo, que deben ser autocríticos si quieren preservar Los Pinos en 2018, así como estados, municipios, distritos y demás puestos en juego para las votaciones.

    eduardogonzalez.lopez@milenio.com

    Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.