• Regístrate
Estás leyendo: Municipios guajes
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 00:39 Hoy

Intelecto opuesto

Municipios guajes

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Los municipios de Hidalgo son y seguirán haciéndose guajes con las cuentas públicas y la trasparencia. No es solo una forma y estilo de gobierno, sino una tradición que lleva generaciones en todo el país.

En el estado, los presidentes municipales se levantan diario pensando que son los jefes de jefes de los pueblos y comunidades, que nadie los puede reconvenir ni decir nada. Sean mujeres u hombres, de partidos o independientes, no hay quien pueda cambiar o modificar sus designios y tiene que ocurrir algo sumamente grave como para que sean removidos por un gobernador o el Congreso.

Me refiero a ellos, a los 84 al menos que existen en el estado de Hidalgo, porque hoy se presenta en el Congreso local el informe de la Auditoría Superior del Estado correspondiente a los resultados de la revisión de la cuenta pública de 2016, el año en que hubo “alternancia” en ayuntamientos.

Es decir, de enero a agosto de 2016 fueron auditadas las cuentas de los salientes y de septiembre de 2016 a diciembre la de los primeros meses de los actuales.

De ahí la complejidad del tema y sobre todo de que se informe con precisión a la ciudadanía sobre la situación financiera de sus demarcaciones, la ejecución de obras, el uso del presupuesto y la justificación que se tenga que dar a todo el gasto.

Para darnos una idea de como viene el asunto, en la propia Auditoría estatal se tiene el Índice Municipal de Rendición de Cuentas de 2016, incluso ya el de 2017, en donde algunos municipios incumplen notoriamente con la entrega a tiempo de su documentación, con la salvedad y legítima ayuda del uso de las leyes vigentes que les permiten plazos para solventar lo que debieron hacer en forma.

Un ejemplo son los municipios de Emiliano Zapata, Huautla, Huejutla de Reyes, Jaltocan, La Misión, Lolotla, Molango, Tlaxcoapan y Zempoala que presentan los índices más bajos de transparencia municipal en su entrega de documentación a la ASEH.

Aunque existe el mencionado periodo de gracia para que después del señalamiento se puedan poner a mano –ridículos- la situación es que cuando deben tomar con seriedad el asunto de la transparencia simplemente no lo hacen, no les interesa, no les importa, no emplean recursos en personal para profesionalizar sus áreas de información, difusión, imagen y todo lo relativo a la percepción hacia la ciudadanía.

Se espera que más allá de los clásicos señalamientos de la Auditoría a la cuenta de los ayuntamientos para que se apuren a justificar sus gastos, pueda en verdad hacerse un pronunciamiento en conjunto con el Congreso del estado para que los munícipes se pongan a trabajar por la gente. Menos selfies y más work, para aquellos ediles que son o se sienten millennials y gobiernan desde el Facebook y las demás redes sociales.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.