• Regístrate
Estás leyendo: Mayoría calificada
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 08:14 Hoy

Intelecto opuesto

Mayoría calificada

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

El Poder Legislativo de Hidalgo es oficialmente ya la manzana de la discordia entre ganadores y perdedores de las elecciones del pasado 1 de julio.

Aún con mayoría priista, la Cámara de los Diputados hidalguense, busca reformar la Ley Orgánica del Poder Legislativo estatal para que la siguiente Legislatura no quede completamente a merced de Morena quien ganó 17 de las 18 curules de la elección.

Actualmente las votaciones para iniciativas y exhortos en el Congreso local se realizan generalmente mediante mayoría simple y absoluta; es decir, la que se obtiene con la mitad más uno de los diputados presentes o bien del total de los 30 que integran la Legislatura.

Aunque la contempla en su artículo 167, la mayoría calificada, que exige un porcentaje especial de votación, no está completamente definida en la propia ley ni en el reglamento de la misma, sino que se limita a rezar “cualquiera que sea superior a las anteriores, de acuerdo a lo que establezcan esta Ley, su Reglamento y otras disposiciones legales”. Para que entendamos mejor qué es la mayoría calificada, en el Congreso mexicano corresponde a las dos terceras partes, cuando menos, de los legisladores que se encuentran presentes en el salón de plenos de alguna de las Cámaras del Congreso al momento de tomar una decisión o realizar una votación.

De acuerdo con información de la Secretaría de Gobernación, considerando que la Cámara de Diputados federal está integrada por 500 legisladores, se requieren 334 votos para alcanzar una mayoría calificada –o un número menor, según el total de asistentes a la sesión-; en la Cámara de Senadores se requerirían 85 de 128 legisladores para lograr dicha mayoría, variando el número en función de los senadores presentes en la sesión de Pleno.

“Se considera mayoría calificada a aquella donde se exigen porcentajes especiales de votación, como dos tercios o tres cuartas partes del número total de votos o votantes. Su significado se explica en la necesidad de ampliar el consenso entre las fuerzas políticas integrantes, que vayan más allá de la simple mitad más uno de los votantes, sobre todo cuando se trate de determinadas reformas legales o asuntos trascendentes, donde se requiera por su importancia un apoyo considerable del cuerpo que integra un Parlamento o Poder Legislativo”, específica el glosario de la Segob.

Para aterrizarlo a Hidalgo, Morena quien tendría en teoría 17 de los 30 votos a partir de septiembre en la Cámara del estado, necesitaría al menos de 22 o 24 votos para poder aprobar por mayoría calificada cualquier iniciativa o revocación de reformas, leyes, designaciones y presupuestos. ¿Qué pasará?, solo ellos lo saben…

 eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.