• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 20:01 Hoy

Intelecto opuesto

Mando único ¿y la inseguridad?

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

El control político de una policía municipal y no el tema de la inseguridad y el combate al crimen organizado parece ser el debate central entre ediles y autoridades estatales y federales para implementar de lleno el Mando Único en México.

Cómo se entiende pues, que un asunto planteado por un Presidente en 2010 hasta la fecha no haya sido consolidado por quienes deben realizarlo, legisladores y autoridades de seguridad, y estemos en 2016 con otro Presidente, intentando establecer una estrategia que supuestamente nos dará una mayor calidad de vida a los mexicanos.

¿Qué es el Mando Único? La iniciativa de Felipe Calderón Hinojosa era básicamente la propuesta de conformar 32 corporaciones de policías, una por cada estado, que respondieran en primera instancia al titular del Ejecutivo local en turno que a su vez tendría que estar coordinado con enlaces federales y militares; la justificación, que el 90% de delitos de alto impacto como robo, extorsión, secuestro y homicidio, son atendidos por policías municipales y estatales, que en la mayoría de los casos terminan sin respuesta a la ciudadanía.

¿Cuál es la propuesta de Enrique Peña Nieto? Facultar al Congreso para expedir leyes generales en determinados conceptos y determinar la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de seguridad, y la distribución de competencias en materia penal para la investigación, persecución y sanción de delitos se daría con independencia del fuero al que correspondan.

Hace un año el entonces Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, explicó que la iniciativa presidencial de Mando Único busca fortalecer al Poder Judicial, pues con la globalización el delito ha ido evolucionando y hay problemas que hoy ya no se pueden atender con una visión doméstica.

Existen en el país mil 800 cuerpos de seguridad municipal con capacidad y mandos dispersos, por lo que es necesario dignificar su función, argumentan las autoridades federales, estableciendo remuneraciones mínimas y prestaciones básicas para cada uno de los 440 mil policías que actúan en el país.

De acuerdo con el presidente Enrique Peña Nieto, hasta el pasado 15 de diciembre 90 por ciento de los municipios del país ya firmó los convenios para homologar el mando único a escala nacional; 17 de las 32 entidades también han suscrito dicho instrumento, y nueve están por concluir el proceso.

El senador Omar Fayad, presidente de la Comisión de Seguridad Pública, confirmó que la desaparición del Subsemun y la creación de un nuevo fondo implicará nuevas reglas y estado o municipio que no coopere con el nuevo mecanismo de coordinación en el combate a la delincuencia, simplemente no accederá a los recursos federales para la seguridad pública.

El panorama para ser o estar muy claro, entonces ¿por qué no se define el tema y concluye un debate que a todas luces parece estéril? ¿será por revanchas políticas, por controles etéreos de periodos municipales efímeros?

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.