• Regístrate
Estás leyendo: Los primeros que se mueven
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 09:12 Hoy

Intelecto opuesto

Los primeros que se mueven

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Dentro de la esfera política previo a cualquier proceso electoral siempre se da por entendido que existen aspirantes a candidaturas que ocupan sitios preferenciales, ya sea por su cercanía con los grupos de poder partidistas y político o por ser personajes carismáticos y que siempre han contado con el beneplácito del electorado, que no es precisamente el grueso de la población.

Así es como vemos en cada elección, no solo en Hidalgo sino en todo el país, una lista de personajes impulsados por los institutos políticos, quienes suelen ser los que con anterioridad ya han estado en puestos de elección popular y uno que otra sorpresa, pues en la actualidad se cree en la combinación de experiencia y juventud para los encargos públicos.

Luego vienen en segundo puesto los que aspiran pero que no cuentan con la venia necesaria y mínima o suficiente, para poder ser los elegidos a candidaturas; por ello, suelen ser los primeros que se mueven siempre meses o semanas previas a designaciones.

En el tablero político electoral es una realidad que nadie está descartado, pero si es posible modificar las posiciones de acuerdo al tiempo y las circunstancias, al fin, la política es de tiempos.

Por ello vemos en redes sociales, eventos estatales, federales, la entrega de apoyos, inauguraciones de todo tipo de eventos, reuniones en pueblos, colonias y municipios, a todos a los que de una u otra forma están –quizá sin buscarlo plenamente- con la intención de ser o aspirar.

Diputados federales, locales, presidentes municipales, secretarios del gabinete estatal, integrantes de partidos políticos, regidores, síndicos, independientes, académicos, columnistas y todo aquel que busca una representación social, son parte de dicho círculo que deambula entre las determinaciones de los grandes jefes de la política y lo que dicen las encuestas, preferencias, o incluso hasta las redes sociales.

Los menos, los que están sin moverse, ocupados en sus actuales encargos, puestos o solo en espera, son los que en apariencia podrían verse o sentirse más seguros de que contarán con el beneficio de quienes los han perfilado como posibles sucesores o cabezas de proyectos.

Sea cual sea el color o la ideología, la institucionalidad en la política mexicana y la paciencia siempre terminan por recompensar de una u otra forma; quizá no como se busca de inicio pero con el paso de los años vemos como los personajes de la política se mantienen ahí, en donde siempre han querido estar.

Es importante que todos y cada uno de los que aspiran a puestos de votación, tengan en claro que las determinaciones aunque raras, siempre vienen precedidas de un qué y un para qué, que son los primeros cuestionamientos que saltan tras las designaciones, que por cierto están por darse en el corto, es decir, en este mes de enero.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.