• Regístrate
Estás leyendo: Los partidos ¿ajenos a la crisis?
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 03:28 Hoy

Intelecto opuesto

Los partidos ¿ajenos a la crisis?

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

La situación actual de la economía del país ha obligado al gobierno federal a tomar medidas en materia económica, a las que se han sumado desde gobiernos estatales, municipales, instituciones, los poderes del estado, organismos, entidades públicas, paraestatales, incluso la iniciativa privada, empresas y hasta negocios particulares.

Todos parecen estar en el ánimo de poder ahorrar unos pesos y con ello hacer frente a la crisis de 2017 en donde el alza de precios ha comenzado a pegar, empezando por el incremento en el precio de los combustibles, siguiendo por productos de la canasta básica y por algunos servicios fundamentales como el gas LP, el agua y próximamente la luz.

Dentro del debate público sobre las medidas de austeridad, destaca la que en marchas y manifestaciones se repite una y otra vez: retiro del financiamiento a los partidos políticos en México.

Tan solo en un año, poniendo el ejemplo de 2015, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional Electoral, se destinaron más de 5 mil millones de pesos al financiamiento de partidos políticos; en 2016 recibieron poco menos y para 2017 se aprobó un presupuesto de más de cuatro mil 138 millones de pesos.

En promedio, hablamos de que cada año los partidos le cuestan al país de entre 4 a 6 mil millones de pesos; si contabilizamos una década, se tratan de recursos aproximados a los 50 mil millones de pesos en los últimos 10 años, solo para la actividad política nacional.

Aún así, vemos a los liderazgos de las cúpulas partidistas quejándose por los jitomatazos, por los mensajes del Presidente, por la toma de protesta de Donald Trump, pero no vemos que se aprieten el cinturón realmente. Hasta hoy, no hay un plan concreto, anunciado o publicado, donde se diga que algún partido con registro nacional contemple un ahorro directo para contribuir al utópico cochinito nacional (que sería el modelo económico ideal para esta crisis) puesto que de todas formas nadie sabe a dónde irá lo ahorrado por todo mundo en México, aunque ahí está, la intención es lo que cuenta.

En suma, los partidos políticos no son ni deben ser ajenos a la crisis nacional; ni por bajarse los salarios o gastar menos en programas de operación política van a sacar al país de la crisis, pero sí es vital que den un mensaje correcto de estar alineados al discurso y comportamiento que se requiere para la época. Y es que, se habla de austeridad, pero también se debe y tiene que demostrar.

EX GOBERNADOR A HIDALGO

De las últimas noticias que surgieron en la sede del Comité Directivo Estatal del PRI fue que el periodo del senador Raúl Pozos Lanz como delegado nacional del tricolor en Hidalgo concluye luego de haber dejado como saldo triunfos en gubernatura, presidencias municipales y diputaciones locales; a su relevo estaría llegando el actual director del Fonatur y ex gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes, personaje cercano a los hidalguenses en el gobierno federal.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.