• Regístrate
Estás leyendo: Las designaciones polémicas del PRI
Comparte esta noticia

Intelecto opuesto

Las designaciones polémicas del PRI

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Recuerdo que a finales de febrero y las dos primeras semanas de marzo el Partido Revolucionario Institucional y la dirigencia de Alberto Meléndez Apodaca fue duramente criticada por sectores y opinión pública a causa de las designaciones de candidatas y candidatos a las presidencias municipales.

A poco más de un mes de distancia le puedo decir al líder tricolor del estado que no erró en las determinaciones y para muestra podemos ver el calvario que están padeciendo el PAN y el PRD con el rechazo a sus planillas municipales por temas como la equidad de género y la inclusión de jóvenes en regidurías.

A todos nos sorprendió leer nombres de personajes demasiado locales, todos valiosos y respetables –aclaro, en todos los partidos-, que comenzaron a circular en las cuentas de redes sociales como los elegidos por el PRI Hidalgo para buscar encabezar los ayuntamientos.

Enseguida, grupos y sectores del mismo partido y algunos desde la oposición, festejaron que uno u otra personalidad fueran los seleccionados, ya sea por su aparente poco contacto con la sociedad o por ser nombres no tan conocidos o simplemente por no ser de su agrado. Al final, vemos que todo era una estrategia.

Meléndez Apodaca no echó en saco roto lo que desde el Instituto Estatal Electoral se estuvo deliberando, aprobando, avalando, discutiendo y mucho en parte a la comunicación con su coordinador jurídico y representante ante el organismo, Roberto Rico Ruiz, con quien evidentemente sacó el tema avante.

Es de destacar porque realmente para ser la primera experiencia en su tipo en el estado, lo hicieron quirúrgicamente. Que lástima que Acción Nacional y el PRD no pudieron explotar la posibilidad y se confiaron.

A pesar de ello, existen los medios y las instancias para continuar con el proceso legal hasta que se emita un fallo en el que se dará cuenta si fueron los partidos víctimas de un estado controlador y totalitario que mueve los hilos desde Tizayuca hasta Huejutla, o simplemente fueron faltos de rigor administrativo y jurídico en su propia labor.

Lo que es claro es que si el PRI lo hizo, si pudo registrar a todas sus planillas en tiempo y forma, si pudo corregir a tiempo los señalamientos del IEE en cuanto a la paridad y la inclusión de los jóvenes, los demás lo debieron haber solventado de la misma forma.

Incluso, el Partido Verde Ecologista de México también lo hizo, el mismo Movimiento Regeneración Nacional (salvo un caso que ayer saltó a la luz), Encuentro Social quien solo tiene problemas en al parecer uno de sus registros, y ni que decir de Nueva Alianza.

Todos alcanzaron una calificación de buena a aceptable en sus primeras pruebas electorales al cumplir con los registros como indica la ley. Sin embargo al PAN y al PRD, las principales fuerzas de oposición del estado y en el país, no. Y por eso el caso toma tintes de "sospechosismo".

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.