• Regístrate
Estás leyendo: La salud en Hidalgo
Comparte esta noticia
Viernes , 17.08.2018 / 14:42 Hoy

Intelecto opuesto

La salud en Hidalgo

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Uno de los principales indicadores para medir la calidad de vida de la población es la atención en el rubro de la salud pública. En donde se viva o donde se pretenda establecer un centro habitacional, una de las primeras demandas, siempre, es contar con servicios médicos al alcance de todos.

En América Latina y México (y lo dijo Salvador Allende en su famoso discurso en la Universidad de Guadalajara en 1972), la salud se compra; y no pasa un día, año o generación en donde esto no solo no cambie, sino que evoluciona al capitalismo.

Los gobiernos se han dado a la tarea de poder acercar la mayor cantidad de servicios, medicamentos, tratamientos y consultas para la gente, sin embargo, el costo los rebasa e incluso la velocidad con que se presentan los padecimientos y necesidades hace de la labor una cuestión interminable.

En Hidalgo recientemente el secretario de Salud, Marco Antonio Escamilla Acosta, presentó el primer gran resultado en la materia a un año 5 meses de trabajo, que fue el surtido completo, casi al 100 por ciento, de los medicamentos e insumos de farmacias en clínicas y hospitales de la entidad.

Es decir, que cualquier tratamiento o receta que se surta en sitios de Salud pública, debe complementarse con las dosis correctas y suficientes, en cualquier parte de Hidalgo.

En una charla con el funcionario, quien concedió una entrevista a MILENIO Hidalgo para ahondar en el tema, se revela como la mala atención que se tuvo por muchos años en sitios de Salud terminó por afectar a pacientes de enfermedades crónico-degenerativas, algo realmente preocupante.

Esto es, hidalguenses con diabetes mal tratados, hidalguenses hipertensos mal tratados, hidalguenses con algún síndrome sin el medicamento suficiente o necesario. Por eso, repito, uno de los indicadores más usados para medir la calidad de vida de una población es siempre la atención en la salud.

Hoy hay mucha gente enferma en el estado que acude al IMSS, al ISSSTE, a la Cruz Roja o a la Secretaría de Salud, y no encuentra la solución a sus padecimientos o termina expirando sin la receta o el fármaco necesario.

Por fortuna, en el estado se inicia el año con la noticia de que habrá surtido completo por lo que resta de 2018 y en adelante, con el ingrediente adicional de que se tecnificará y modernizará el surtido de las recetas, así como la entrega de las dosis de forma exacta, sin que sobre o falte a través de un robot que podrá dar las cantidades sin pasarse.

La medida ya se implementa en otras entidades y ha sido un caso de éxito en países como Estados Unidos; en lugar de dar cajas y cajas, se otorga lo que el médico determine en su receta y al final se concluye un tratamiento sin desperdicio y con un ahorro significativo para el sistema público de salud.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.