• Regístrate
Estás leyendo: La rebelión de Morena
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 07:39 Hoy

Intelecto opuesto

La rebelión de Morena

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

No todo es miel sobre hojuelas en el partido de AMLO en Hidalgo. Un día después de la extraña presentación de los candidatos obradoristas en el CEUNI de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, es decir ayer domingo, se realizó el Consejo Estatal del partido en Pachuca donde le llovió con todo al dirigente Abraham Mendoza Zenteno.

Y es que afirman quienes estuvieron presentes que todos los consejeros le pegaron con todo al oriundo de Tula, Abraham Mendoza, a quien no lo dejaron ni hablar con el argumento de haber ofrecido al partido al Grupo Universidad y a Gerardo Sosa Castelán.

Incluso, hubo intentos de derrocar al propio dirigente quien cumple este año su periodo estatutario frente al partido, cargo que ocupa desde 2015 cuando llegó a suplir a Andrés Caballero, quien fuera el primer presidente de Morena en Hidalgo.

A Mendoza Zenteno le pidieron la renuncia, así de sencillo. A pocos dentro de dicho partido, quienes han trabajado desde la época de Caballero y la CNTE, bloques que dieron paso a la creación de Morena en la entidad, les gustó el espectáculo que se dio este sábado con la inclusión de las garzas naranja-guindas quienes hoy tienen ya el control del partido, a días del inicio de las campañas.

Ante ello hay un plan B que es indudablemente echar a Abraham Mendoza, ex perredista, de Morena en Hidalgo. El grupo de Ixmiquilpan, opuestos de tiempo completo a los hermanos Charrez Pedraza, quienes acamparon incluso a las afueras de la casa del propio Andrés Manuel en la Ciudad de México para rogar por el rechazo a Cipriano y Pascual como candidatos a diputado federal (al final quedó el primero), señalan que estarán dando una conferencia de prensa en esta semana para anunciar que retiran su estructura sino sale Mendoza del partido.

Entre los argumentos que se dijeron ayer: el principal, que el presidente no cuidó a los suyos. Que dejó entrar a quienes no tienen nada que ver con "las causas" y sobre todo que no se sometió a consulta absolutamente ninguna de las determinación que a la postre se hicieron realidad, desde postulaciones hasta anuncios.

Muy mal el escenario para el doctor Abraham Mendoza quien no pudo defenderse de las acusaciones y quien ahora está entre la espada y la pared, pues tiene con qué ganar la elección en Hidalgo, solo que ya no lo quieren al frente.

El momento también puede ser aprovechado por los nuevos inquilinos, los hermanos Sosa Castelán, quienes podrían de plano hacerse hasta con la dirigencia de Morena en contubernio con el líder de las Redes Políticas morenistas, nada más y nada menos que el profesor Moisés Jiménez quien estuvo sumando adeptos este fin de semana, pero en contra.

A río revuelto es ganancia de pescadores y esa parece ser la estrategia de los integrantes de Morena quienes en cuestión de horas pueden echar a perder todo lo conseguido hasta este punto del camino por la Presidencia, las gubernaturas, las diputaciones federales y el Senado.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.