• Regístrate
Estás leyendo: La muerte de una mujer
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 15:50 Hoy

Intelecto opuesto

La muerte de una mujer

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Después de tomar un taxi de la empresa Cabify, el cuerpo de Mara Fernanda Castilla fue encontrado envuelto en una sabana. La joven estudiante de 19 años fue estrangulada, golpeada y violada…

Así dieron cuenta cronistas y reporteros de medios de comunicación de todo el país del caso que cimbró a la sociedad desde hace varios días cuando se reportó su desaparición en el estado de Puebla y comenzó una búsqueda en redes sociales.

La situación es grave. No solo se trata de un crimen o delito más en el conteo fatídico de tragedias y desgracias que ocurren en México a diario; se trata de un llamado nacional a cuidar a las mujeres de este país, a no ser omisos a lo ocurrido ni con Mara Fernanda ni con ninguna mujer de cualquier estatus, credo, origen, etnia, cultura del país, ni con ninguna de cualquier parte del mundo.

El crimen es atroz para el sector femenino y para muestra tan solo los comentarios en redes sociales donde la condena es lo mínimo; hay incluso denuncias con temas similares si uno revisa los principales hashtags y menciones en Twitter y Facebook.

Incluso, la polémica ha alcanzado la defensa regionalista pues muchos comenzaron el linchamiento masivo del estado de Tlaxcala, sitio donde se ubicó al sospechoso del crimen de Mara Fernanda a lo que algunos usuarios, periodistas, analistas y comentaristas de la opinión pública afirmaron que la persona es originaria de Nayarit no de Tlaxcala, que radicaba en Puebla y ocasionalmente viajaba a Tlaxcala.

Como haya sido, una mujer más ha muerto por la violencia en México y eso es inadmisible. Ya no es solo el hecho de no respetarlas en sus derechos básicos y humanos, sino ahora es tener que concientizar a los hombres y a otras mujeres, que deben de respetar el derecho a la vida, a no transgredir la existencia propia de nuestros semejantes, a reflexionar sobre algo tan simple y e entendible pero que no se valora, como lo es la vida.

De acuerdo con información del caso, estudiantes y organizaciones civiles convocaron en redes, con las consignas #NiUnaMás y #JusticiaParaMara, a marchas este domingo 17 y lunes 18 en la capital de Puebla, así como en la Ciudad de México, Guadalajara, Jalisco y Xalapa, Veracruz.

Y no es que por lo ocurrido se deba alzar la voz y marchar y pedir justicia –que por supuesto es punto de partida para exigir paz y respeto- sino que se debe poner fin de una vez por todas a la violencia en contra de las mujeres.

Se habla de que en México hay 7 homicidios de género al día; se dice que 7 de cada 10 han sufrido violencia de algún tipo en sus vidas; se afirma que hasta la mitad de las mujeres del país han tenido episodios de acoso o agresión física y sexual de parte de un hombre; se presentan datos y cifras que dicen que el feminicidio es el delito más cometido por hombres en los últimos años, por debajo del robo. Esto tiene que cambiar.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.