• Regístrate
Estás leyendo: La basura: aún a tiempo
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 04:26 Hoy

Intelecto opuesto

La basura: aún a tiempo

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Los temas relativos al medio ambiente y la ecología dentro de los gobiernos de nuestro país suelen ser empleados más como banderas propagandísticas que como realidades para planeación de proyectos y estrategias.

Apenas ayer se tocó el tema en esta columna sobre la importancia de atender la contaminación en Hidalgo, en donde aún se está a tiempo de revertir la situación que ya impera en zonas vecinas como Estado de México, Puebla o la Ciudad de México; lo que hace necesario atender aspectos fundamentales para el combate de la polución.

Un aspecto a resaltar es la basura. En Hidalgo, de acuerdo a datos de los últimos 5 años, la entidad genera más de 2 mil toneladas diarias de residuos sólidos, siendo una de las principales causas la cercanía con la zona metropolitana del Valle de México.

Según el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública del Congreso de la Unión, la cercanía de Hidalgo o su ya integración a la Megalópolis implica riesgos de crecimiento en el volumen de deshechos sólidos urbanos, aunque se destaca que aún tiene una producción per cápita diaria menor a la de las entidades colindantes.

De acuerdo con el CESOP, la ZMVM genera 21 mil toneladas de basura diariamente, siendo la Ciudad de México la que contribuye con 15 mil 134 de éstas cada día. Una generación por ciudadano de casi kilo y medio de desechos cada 24 horas.

El resto de la generación de basura que son casi 6 mil toneladas diarias pertenecen a municipios del Estado de México e Hidalgo. Señalan que la mayor fracción de los residuos sólidos urbanos es orgánica: 55.58% en la capital del país, 61.71% en el Estado de México y mayor de 50% en Hidalgo. El resto son papel, cartón, vidrio, plástico, aluminio, fi erro y otros como el PET.

En Hidalgo, los municipios de Tepeji del Río y Tula de Allende son los únicos que cuentan con rellenos sanitarios del gobierno del estado, aunque se tiene en operación uno en Tulancingo que está concesionado a una empresa y uno en Pachuca que no se pudo operar por cuestiones de infraestructura.

Por dicha razón se trata menos del 30% de la basura en Hidalgo y más de la mitad de lo que se recolecta es echado a tiraderos a cielo abierto o clandestinos.

En Pachuca, por ejemplo, se suma a este problema la baja calidad en el servicio de recolección de basura en donde cada vez se hace más evidente la falta de planeación en el tema que afecta a cientos de colonias en donde se recoge la basura una vez cada dos semanas o hasta incluso llegan a pasar 3 semanas sin que un camión se aparezca.

La proliferación de baldíos, la quema de residuos, la saturación de espacios, los proyectos fallidos de contenedores y la concesión del servicio que no se dio abasto complican la situación de la basura en Pachuca en donde se está por alcanzar las 500 toneladas diarias de desechos que son simplemente enviados al tiradero a cielo abierto. Una tarea pendiente que aún cuenta con tiempo para su atención.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.