• Regístrate
Estás leyendo: Incidencia delictiva
Comparte esta noticia

Intelecto opuesto

Incidencia delictiva

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Ayer el secretario de Gobierno de Hidalgo, Salvador Elguero Molina, salió ante los medios de comunicación a explicar que tras una reunión con los 84 presidentes municipales de Hidalgo se acordó redoblar esfuerzos en materia de seguridad y gobernabilidad.

A seis semanas de que concluyan las actuales administraciones, el encargado de la política interior dio a conocer que se redoblarán los esfuerzos para garantizar las acciones de paz social, gobernabilidad y de cuidado de la población.

La medida parece ser correcta si se toma en cuenta que Hidalgo cierra el primer semestre de 2016 con un alza en incidencia delictiva en comparación a los demás meses del año y en contraste a otros periodos en donde no se percibía el robo y las agresiones de diversa índole en mayor medida como hoy en día.

Si bien el estado es uno de los más pacíficos de México, considerado por el gobierno federal como un ejemplo por su tasa mínima de delitos federales como el secuestro y la extorsión donde han reportado cero denuncias en algunos periodos, la situación es diferente en este proceso de cambio de administraciones, sobre todo en las municipales.

Como ejemplo podemos citar las cifras de incidencia que reporta el estado al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, mismas que hasta junio pasado indican un alza de mayo a la fecha en delitos como agresiones sexuales y robo a casa habitación.

El segundo, el más cometido en lo que va del año en Hidalgo, tuvo un alza de 157 denuncias a 233 de mayo a junio; las denuncias de robo común también pasaron de un mes a otro de 190 a 297. Las lesiones dolosas pasaron de 354 a 383 denuncias; el daño patrimonial en propiedad ajena de 249 a 278 y las amenazas de 196 a 297.

A pesar de no ser una entidad con cifras exorbitantes en materia delictiva, la medida a tomar con presidentes municipales y que dijo el secretario de Gobierno se aplicará para este último mes y medio de gobiernos locales, parece ser más un llamado de atención severo para los gobernantes de demarcaciones.

No solo es dejar y entregar las presidencias y ayuntamientos con las oficinas vacías y sin basura; se trata de dejar las cuentas claras en todas las materias, especialmente en temas delicados como la seguridad pública y las finanzas.

Relajarse o dejar de lado las acciones en los municipios significa dejar desamparada a la población, cuando las propias cifras señalan que hay un incremento en delitos marcados como el robo de viviendas y a personas en la calle.

Al respecto el secretario de Seguridad de Hidalgo, Alfredo Ahedo Mayorga, señaló que ya son 77 municipios los que se han sumado al mando coordinado, lo que de igual forma debe verse reflejado en la disminución de las cifras delictivas para el segundo semestre del año.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.