• Regístrate
Estás leyendo: ¿Huelga simulada?
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 10:22 Hoy

Intelecto opuesto

¿Huelga simulada?

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Ayer durante el segundo día de la “huelga” que estalló el domingo pasado en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo las cosas fueron más claras.

Ya se sabía que el asunto que tiene un origen político no se resolvería de un día a otro, sin embargo existía una leve esperanza de que por perder un día de clases y trabajo para todos los involucrados en la vida universitaria hidalguense, las autoridades de la máxima casa de estudios saldrían a intentar resolverlo.

No fue así. Ayer en las principales sedes de institutos, escuelas preparatorias e instalaciones deportivas de la UAEH, se pudo observar a docentes y trabajadores montando guardia, con charlas amenas, taco placero, cocas bien frías y hasta música en el celular.

Solo faltaron las guitarras y las playeras de John Lennon para que la escena pareciera un recuerdo de Avándaro y Woodstock.

Las imágenes que documentó MILENIO y usuarios en redes sociales daban cuenta de la verdad del “momento histórico” de la UAEH y su huelga.

Y es que no concibo que los obreros de una fábrica reclamen sus derechos y se vayan a paro o huelga con la propia anuencia de quienes se supone les deben dar respuesta y solución a sus demandas; es como si el cacique o capataz de una mina le pidiera a los mineros irse a huelga para exigir dinero a la corona. Algo por el estilo.

Pude caminar por algunos de los principales institutos universitarios y en efecto el paso estaba bloqueado; las banderas rojinegras colgaban de las puertas y los profesores y empleados de oficinas y administrativos llegaban en sus vehículos a preguntar sobre sus guardias.

En otros tiempos, en otras épocas, el bloqueo de académicos ya hubiera paralizado el Felipe Ángeles; los estudiantes ya hubieran sacado sus pupitres en Avenida Juárez; en Tulancingo ya habrían parado uno o dos camiones y en la Huasteca ya se hubiera cerrado la carretera.

La realidad es que esta “huelga” no llamó la atención de nadie más que de los que estamos inmersos en el círculo rojo de la opinión política, de las redes sociales hidalguenses, de los comentarios previos al proceso electoral, de los de la grilla, vaya, de lo que envuelve al sistema político mexicano, medios de comunicación y ciudadanía interesada (cada vez menos) en eso.

Lo anecdótico resalta en cuanto a lo que se pudo atestiguar en varios casos con estudiantes que llegaron a sus horarios normales sin saber qué estaba pasando. Increíble, pero cierto.

No solo habla esto de una apatía sino de un alejamiento de la propia Universidad con su estudiantado. Estoy seguro que de saber la opinión de los que acuden a diario a tomar clases y buscan ser los profesionales del mañana, no se pensaría igual en Rectoría y el Patronato.

¿Deben de buscar una solución junto a gobierno del estado?, claro, pero una en donde no se afecte a los intereses de los alumnos y los trabajadores. Lo político, eso debe quedar marginado.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.