• Regístrate
Estás leyendo: Huelga conjurada
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 06:33 Hoy

Intelecto opuesto

Huelga conjurada

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

La teoría de una simulación en la huelga de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo se confirmó anoche con el anuncio de conclusión del conflicto entre autoridades universitarias, gobierno y sindicatos.

Y es que era cuestión de tiempo (horas) para que una vez terminada la primera semana sin clases se diera paso a la búsqueda de una solución por diferentes motivos.

El más importante: no habría más opciones para los representantes de La Garza por parte de quienes los sustentan.

Esto es, terminaron anoche aceptando la propuesta inicial que habían rechazado y por la que, se dice, se encapricharon al grado de presumir que llevarían la protesta a las calles durante los próximos días.

Al final no pasó ni una cosa ni otra y solo dejaron sin clases en plenos exámenes parciales a más de 50 mil alumnos y pararon todas las actividades alternas a la vida universitaria.

La amenaza que representó al final dejar sin paga a todo el personal y cancelar el informe anual del rector Adolfo Pontigo Loyola, programado para esta semana, sería una de las causas secundarias para también detener la huelga.

¿Gana la Universidad? A mí parecer pierde el poco reconocimiento que sociedad, padres de familia y alumnos tenían de quienes encabezan al Grupo UAEH y que hoy, metidos en partidos políticos y en pleno proceso electoral, no les queda de otra más que recular tanto en su postura como en sus obligaciones patronales.

El problema no se ha terminado pues a pesar de haber pactado un alza salarial de 3.4 por ciento para personal académico y administrativo, entre otras prestaciones, la relación con quienes están dentro de la Universidad termina algo lastimada.

Se habla de una rebelión ideológica al interior donde grupos de ex alumnos y quienes actualmente colaboran, habrían salido a pedir que el Presidente del Patronato Universitario se apartara finalmente de la institución para que se de paso a una renovación sin los apellidos Sosa y Castelán.

También y es un tema bastante fuerte, que desde la propia Secretaría de Educación Pública federal se ordenara al estado no otorgar ni un peso a la UAEH mientras existan vínculos políticos de quienes la manejan.

De ahí que se haya tomado la determinación de aceptar las condiciones de la primera oferta lanzada por gobierno estatal para destrabar el asunto. Misma que tenía en la mesa el rector desde el martes o miércoles pasado y que simplemente dejó ahí, en el cajón de las cosas sin importancia pese a que sabía de los resultados de no dar clases y dejar sin trabajo a miles de empleados

Mañana vuelven a clases en la UAEH y entonces comenzará el juicio en aulas de lo ocurrido en la semana, sobre todo porque tendrán que reponer las horas previo al descanso oficial de la Semana Santa.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.