• Regístrate
Estás leyendo: Grandes diferencias
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 10:08 Hoy

Intelecto opuesto

Grandes diferencias

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Ya entrados en la tercera semana de campañas queda claro que unos llegaron para contender y llegar a los puestos de elección popular y otros solamente están pasando un mal rato o una buena experiencia para su historial personal y político.

Ayer en el municipio de Tizayuca quedó demostrado el por qué el PRI y sus aliados se llevan las elecciones en Hidalgo y cada día queda claro porque la oposición nunca ha podido ganar la gubernatura.

Se entiende que por aparato y contexto, proviniendo la mayoría del gobierno federal, los candidatos al Senado y diputados federales de la alianza “Todos por México” lleven cierta ventaja sobre sus adversarios locales, pero no al grado que se observa para esta elección.

Mientras ayer se sumaron en un mismo evento cuadros, equipos, organizaciones, grupos, vecinos, militantes y ciudadanos, en partidos como el PT y Movimiento Ciudadano se siguen cambiando las listas de quienes podrían ir a contender por puestos para el Congreso federal, local, y hasta sí podrían o no participar en la votación.

El evento en Tizayuca del que hago mención reunió al ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con la ex directora nacional de la CDI, Nuvia Mayorga Delgado, hoy ambos candidatos al Senado; junto al diputado federal con licencia, Alejandro González Murillo quien también va en la contienda al Senado, y con ellos, los candidatos también, pero a diputados federales por el misma coalición, Citlali Jaramillo del distrito 6 con cabecera en Pachuca y Sinuhé Ramírez Oviedo, del distrito 7 con cabecera en Tepeapulco.

Difícilmente los demás partidos podrán conjuntar en un mismo evento a varios de sus mejores y más destacados perfiles, primero porque carecen de cuadros a la altura de la que se dice “la elección más importante” en la historia del país, y segundo porque al parecer las campañas en Hidalgo no les son trascendentes.

En el caso de la alianza del PAN y PRD para los cargos federales, solo se ve movimiento en cuanto a lo que hace Daniel Ludlow Kuri quien aspira a San Lázaro por el distrito de la capital hidalguense; de ahí en fuera, no se sabe si sus candidatos están haciendo campaña o solo se están haciendo.

En cuanto al Senado, la cantante Darina Márquez Uribe quien abandera a la coalición de oposición con Movimiento Ciudadano y los antes citados, únicamente se le ha visto en conferencias de prensa, en reuniones poco concurridas, la mayoría de carácter privado y pues con muchas ganas pero realista de que imponerse a un ex secretario de Gobernación y a una ex directora de dependencia nacional es algo casi imposible.

Queda Morena y su pésima estrategia de posicionamiento que aplican en Hidalgo donde nadie se entera de sus eventos ni de sus convocatorias, por lo que parece que apelan solamente a un milagro producto de la ola obradorista que se podría venir en la elección del 1 de julio. Improbable pero no imposible.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.