• Regístrate
Estás leyendo: Gobiernos estatales
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 14:10 Hoy

Intelecto opuesto

Gobiernos estatales

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Dentro de la clase política mexicana siempre ha existido la normatividad de los códigos. Los mensajes entre líneas que determinan desde las formas hasta el sistema de vida, no a elegir, sino a seguir.

Son estos grupos los que nos han heredado la actual situación política, económica y social en donde se han formado generaciones enteras de nuevos personajes que ahora nos gobiernan en los estados y a nivel nacional.

De ahí que las decisiones de carácter global sean las que determinen los grupos en el poder y no las bases sociales. Por años, las sociedades secretas (ahora conocidas como asesores) han marcado la pauta dentro de las administraciones públicas de estados y municipios del país.

Si un gobernante -por cuestiones de ética- no desea tomar determinaciones tajantes, pero su primer círculo le pone escenarios y mapas mentales donde la posibilidad de errar es mínima, se retractará de cualquier responsabilidad propia.

Ahí tenemos los viejos grupos de gobernantes como Ángel Aguirre en Guerrero, Arturo Núñez en Tabasco, Rubén Moreira en Coahuila (no tan viejo pero sí sucesor del viejo sistema), y la “nueva camada” como los de Veracruz, Quintana Roo, Nuevo León, Puebla, quienes están de forma constante en la polémica , principalmente por sus decisiones.

Es esta clase política es la que mantiene al país como está. Si en alguien cabe la “corresponsabilidad” como diría Cesar Camacho del PRI, es en ellos.

Si escuchan al pueblo o no, es lo de menos. A sus asesores sí los escuchan, sí les hacen caso. Ahí está el desafortunado caso del presidente municipal de Chihuahua, quien emite un Manual para Medios en notoria aprobación a una pésima asesoría.

Lo mismo con los casos que van desde la obra pública hasta la seguridad y calidad de vida.

Los gobernantes en México viven en una sociedad secreta tan demeritada como el cargo público. Si a los medios se les culpa por manejar la información a criterio, a los políticos debería recriminárseles el poco o nulo conocimiento de las causas sociales.

Los grupos cerrados siempre persiguen fines en particular y objetivos comunes que no impactan, generalmente, de forma positiva en la ciudadanía, aunque hay sus excepciones.

Ejemplo de lo anterior pueden ser las reuniones de la Conferencia Nacional de Gobernadores, espacio desde donde se presumen políticas públicas implementadas en los estados y donde se realiza una especie de concilio romano en el que la voz del pueblo es un término jamás usado.

Por el momento, hay crisis en Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Estado de México, la propia capital del país y muchas zonas del norte y la frontera.

Mucho o poco, la forma en la que ha crecido la capacidad de gobernar a través de personajes externos y ajenos a la realidad diaria es el reflejo de nuestra situación actual.

Si no me cree, lea las noticias de la última semana, muchas de las decisiones seguramente pasaron por el despacho de asesores desde donde se determinan las estrategias a seguir, muchas con saldo de población afectada.

http://twitter.com/laloflu

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.