• Regístrate
Estás leyendo: Feliz Año 2018
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 15:58 Hoy

Feliz Año 2018

Publicidad
Publicidad

Termina un ciclo más pero no por ello las cosas son diferentes. El tiempo nos fue marcado de ciertas formas que nos obliga a tomar decisiones de forma más apresurada, bajo los números que nos regimos.

Para muchos, el calendario representa una oportunidad de ver la vida con otra perspectiva; de plantearse retos y objetivos. Podría ser hoy o mañana, o quizá fue ayer, pero siempre tenemos la oportunidad poder hacer algo “nuevo” o “diferente”.

Vivimos entre sueños e ilusiones, entre la esperanza de un país y un mundo mejor, que nos garantice una existencia mediamente cómoda y sin contratiempos, que nos dé la certeza de que mañana podremos vernos, sonreír, abrazarnos, dejar un legado a nuestros hermanos, hijos, a las próximas generaciones.

Dicen en astrología que los cambios ya están definidos. Que no hay ni siquiera de qué preocuparse y que simplemente se debe dejar fluir las cosas. No es que no les crea, pero si el éxito es medido en predicciones –en su mayoría amorosas- no sé porque estamos perdiendo el tiempo en cuestiones como educación, seguridad, salud, transparencia y rendición de cuentas, etcétera.

Lo único cierto, real y palpable, es lo que vemos y experimentamos a diario. Queridos lectores. El año que termina nos deja una enseñanza única: que no hay mejor camino que el que nos forjamos todos los días y que el rumbo que tome dicho andar es el que nosotros mismos vayamos labrando.

Dependemos tanto del prójimo, a quien supuestamente debemos ayudar, y es por ello que no dejamos de estar esperando siempre.

Ayer durante la última edición de este año 2017 en MILENIO Hidalgo, recordé tantas y tantas anécdotas de un año en el que pasó de todo, pero que nos deja con ganas de mejores cosas.

Remembré las frases de personas –desconocidos- a propósito de la fiesta de esta noche que hace no más de dos días escuché en la fila de un supermercado. La más pura y fina expresión del hombre en la actualidad. La vida y la muerte en un mismo concepto y que engloba como hemos alcanzado un nivel de consideración tal que ni el fin del existir nos consuela ni nos otorga amparo.

-Ya estás listo para el festejo de Fin de Año.

-No, y tú.

-Tampoco, pero ya tengo lo más importante.

-¿La comida?

-La bebida.

-Pero tú ni tomas, y de todas formas te vas a morir.

Por lo anterior permítame desearle lo mejor para este ciclo que se cierra, en espera de que 2018 sea el año por el que vamos a trabajar y consolidar nuestros anhelos de vida.

Lo que suceda con el país, la política, el futbol, la televisión y las redes sociales, debe ser, como dice Valdano, lo más importante de lo menos importante.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.