• Regístrate
Estás leyendo: Evolución de la política
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 18:15 Hoy

Intelecto opuesto

Evolución de la política

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

En nuestro país es muy fácil hablar de política y calificar el trabajo que hacen los institutos con registro ante las autoridades federales, de donde emanan nuestros gobernantes, legisladores y la mayoría de funcionarios públicos del país.

Lo digo porque sin ser o pertenecer a algún partido, casi todos podemos entrometernos con nuestras opiniones y críticas a lo que hacen los partidos políticos y sus principales actores y es más que válido.

Si después de cada elección debemos someternos como ciudadanos a los designios de la agenda política, a los tiempos en los que se encuentren los acuerdos y las negociaciones de leyes, acciones y proyectos para municipios, estados y el país, es obvio que sin ser pertenecientes de algún partido, tengamos la necesidad de opinar, de meternos en la agenda pública y de proponer qué queremos como ciudadanos.

Recientemente escuché que se debe ciudadanizar la política, cuando supuestamente nació de la propia ciudadanía. Sería como reinventar el génesis de los partidos políticos en México, como si reviviera un Plutarco Elías Calles o un Manuel Gómez Morín, o un Heberto Castillo , y decidiera refundar desde la necesidad de una población o una parte de la República un partido político que satisfaga las necesidades de los mexicanos.

Actualmente, los partidos no se pueden jactar de ser los interlocutores, ni la voz del pueblo, mucho menos los intérpretes de la ley, pues son sus candidatos y posteriores funcionarios, los que han modificado, hechos y deshecho el pasado, presente y futuro.

¿Cuál es la situación actual de la política en México? ¿Nos sirve a los ciudadanos un político como lo hace un bombero o un brigadista de Protección Civil o un paramédico?

Por desgracia la comparación es inverosímil aunque tiene cabida si se toma en cuenta de que partimos de que hay que servirle al pueblo, de que hay que hacer las cosas por y para la gente, vaya, como lo repiten una y otra vez: las políticas públicas, al servicio de la gente. ¿En este momento es una realidad?

Habría que analizar también diversos escenarios en los que los partidos políticos quieren y desean evolucionar para llegar a la gente y volver a ser útiles: nuevas tecnologías, redes sociales, mejores programas de gestión, entre otras cosas.

La intención es buena, hay que reconocerlo, sin embargo, de 2012 a la fecha, la tecnificación de la política de escritorio y redes sociales, de posicionamiento de imagen únicamente en medios y de abandono de las calles, barrios y colonias, no parece ser el camino indicado para ganar votos y adeptos, mucho menos para satisfacer las verdaderas necesidades de la gente y el pueblo que los elige.

http://twitter.com/laloflu

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.