• Regístrate
Estás leyendo: Esperen a que llegue Fayad
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 20:52 Hoy

Intelecto opuesto

Esperen a que llegue Fayad

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

A días de que Omar Fayad Meneses asuma formalmente el cargo de gobernador de Hidalgo ya se han volcado sobre su figura tanto organizaciones como personajes de todo tipo y ahora hasta la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Desde los resultados electorales del pasado 5 de junio, era previsible que los dados se cargarían poco a poco del lado de quien será el nuevo mandatario, una situación normal hasta cierto modo; sin embargo a días de llegar al encargo parece que buscan inundar la agenda y asuntos de quien regirá la administración pública hidalguense por los siguientes seis años.

Los actores políticos, organizaciones, partidos y el propio gobierno saliente, así como medios de comunicación, deben ser cautos con las expectativas del cambio de poderes, primero, porque la sociedad recibe mensajes equívocos y luego termina como ahora dicen, con "mal humor social".

Segundo, porque nunca deja de ser una simple especulación el intento de adivinar el futuro inmediato de un gobierno, de quienes lo integraran y de cómo podrían ser las cosas una vez acomodadas las piezas.

Vemos en las recientes apariciones del gobernador electo a personajes políticos haciendo circo, maroma y teatro para llamar la atención del nuevo jefe político estatal; otros, se presentan como indispensables pagando hasta promociones en redes sociales para mostrar el trabajo que realizan en alguna de las dependencias locales.

En el otro extremo las organizaciones. Vemos a Antorcha Campesina apostada en Plaza Juárez desde hace meses, presionando como cada año previo a la conmemoración del Grito de Independencia para recibir recursos públicos que no deberían ejercer pero lo hacen, listos para darle la bienvenida a Fayad, a quien por cierto apoyaron para las votaciones de manera incondicional, anunciándolo en sendas conferencias prensa, mostrándose abiertamente a favor del entonces candidato del PRI.

Por último, la propia Universidad del estado. Entrampada en su objetivo de lograr que le fueran solventados los recursos comprometidos en el presupuesto de este año por el gobierno del estado, amagaron con toda una maquinaría al actual mandatario para anunciar ayer por la noche que desistían de sus intenciones de paralizar las clases universitarias previo consenso con quien será el nuevo titular del Ejecutivo.

Que les avisen, que todavía no asume Fayad. Que primero debe sentarse a ver el panorama de la entidad desde todas las áreas para poder comenzar con su plan de trabajo; una cosa fue la transición, el diagnóstico elaborado, pero otra muy diferente ya es tomar las determinaciones desde la silla del Ejecutivo con todo lo que implica decidir sobre el presupuesto público y las políticas sociales.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.