• Regístrate
Estás leyendo: Eruviel, el candidato
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 01:17 Hoy

Intelecto opuesto

Eruviel, el candidato

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

De todos los informes de gobernadores, el de Eruviel Ávila en el Estado de México es sin duda uno de los más esperados por la clase política, no solo la local sino por buena parte de la nacional.

Al evento -de transmisión- programado para este miércoles 24 de septiembre, se le realiza una monumental difusión en plazas públicas, oficinas de gobierno, en los 125 comités municipales del PRI mexiquense, radio, televisión, Internet y medios privados, con el cambio en el discurso de informe “de gobierno”, por el de informe “de resultados”.

Para los asesores del gobernador y su equipo político allegado, se trata de la cereza en el pastel en la carrera del mexiquense por llegar al sitio que por antonomasia y naturaleza política le pertenece a todo gobernador del Edomex: la antesala presidencial.

Más ahora, con un ex gobernador mexiquense en Los Pinos, el hacer de Eruviel un gobernador-candidato resulta casi obligatorio para su equipo, gabinete y ni que decir de sus seguidores.

La glosa del informe, como trámite y como tal, ya fue expuesta a la Junta de Coordinación Política en el Congreso local en Toluca; el otro informe, el de la gente, es el que cuenta para ellos.

Sí, se alinearon (como hicieron todos los gobernadores) a las medidas de austeridad que ordenó el presidente Enrique Peña Nieto, pero también, se desplegó en corto una impresionante campaña de anuncios publicitarios, que bien pueden representar el propio gasto de un fastuoso evento.

Como sea, no sólo lo remarco por ser Eruviel, sino porque desde su llegada al Ejecutivo mexiquense su imagen cayó en un bache de más de dos años. El Edomex en boca de toda la prensa nacional, sobre todo la roja; en los informes internacionales de violencia, de homicidios, de narcotráfico, de violencia contra la mujer. Un polvorín que parecía acabaría con Ávila más pronto de lo previsto.

Todo ello, a meses de distancia, terminó en herir políticamente al mandatario pero no derribó al candidato; a un día de su tercer informe, Eruviel renace de la mano de Peña Nieto, de José Manzur, de Damián Canales, de Raúl Domínguez y de todos los que para bien o para mal se han sumado al proyecto de dicho grupo para revertir la opinión y cifras en torno al Edomex.

Peña le puso en bandeja el aeropuerto, y la modernización vial de la zona oriente (la región también de más votantes), los asuntos agudos como Tlatlaya o Valle de Bravo, ya no le pegan directamente; el cierre de año para Eruviel puede ser mejor de lo que esperaba y, porque no, seguir gobernando como candidato a la presidencia.

Su visible relación con su homólogo de Hidalgo, Francisco Olvera, también abona a la vieja tradición de que se le apoya al Edomex desde Pachuca, cosa que parece aprovecharán ambos mandatarios para, como dijo en entrevista hace un par de semanas el gobernador Olvera Ruiz, pagarle la cuenta al partido.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.