• Regístrate
Estás leyendo: El Río Tula, Conagua y el PVEM
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 13:34 Hoy

El Río Tula, Conagua y el PVEM

Publicidad
Publicidad

Uno de los casos menos analizados pero más importantes en Hidalgo y el Valle de México en materia de medio ambiente, combate a la contaminación provocada por aguas residuales y prevención de inundaciones es el revestimiento del Río Tula.

Los antecedentes remiten a 2016 cuando Conagua solicita a Semarnat federal un permiso de construcción en la región hidalguense que conecta las aguas negras de Ciudad de México y Estado de México con Hidalgo y que desembocan hasta el Golfo de México.

El proyecto de la rectificación del Río Tula, se informó desde el principio, se trata de una construcción de 19.2 kilómetros que en materia de Protección Civil servirá para prevenir situaciones de inundaciones en colonias al tener más capacidad, mientras que en el rubro de saneamiento de la cuenca, a la par del revestimiento de este cauce, servirá para contar con colectores que capten las aguas residuales y resarcir la contaminación con el objetivo de disminuir enfermedades.

El tema desde un inicio se mostró como un ganar-ganar, sin embargo no se contaba con detalles como el del impacto social y ecológico en el entorno inmediato, es decir, en Tula de Allende y sus colonias.

De inmediato surgieron protestas y manifestaciones que rápidamente se polarizaron y que de momento parecen haber frenado la obra y sus intenciones. Las autoridades locales son las que tuvieron que salir al paso tanto con la gente afectada como con el acercamiento con el gobierno federal.

Este, se dio ya, la semana pasada cuando el edil Gadoth Tapia y el subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la Semarnat, Cuauhtémoc Ochoa Fernández, en reunión con el director de la Cgua, Roberto Ramírez de la Parra, anunciaron la cancelación de la tala de árboles para el proyecto y el rediseño del mismo.

Se hizo además la solicitud de colectores marginales, planta de tratamiento de aguas, adeudo histórico, parques lineales y reforestación integral para el municipio. Vaya, todo un plan integral que se supone desde un inicio tuvo que haber sido atendido.

Una vez polemizado sobre el asunto, los partidos políticos han querido hacer su trabajo al respecto y desde hace varios meses se han dejado ver manifestaciones para difundir versiones en contra de la obra con su raspón político de paso.

Hay que recordar que el presidente municipal de Tula es priista de toda la vida pero que ha ganado ya dos elecciones, una para diputado local, en alianza con el Partido Verde.

De ahí que se entienda que haya buscado comenzar a darle solución al tema de la mano de quienes conocen el área y son funcionarios emanados del PVEM, como lo es el propio Ochoa Fernández.

Apenas subido el tema a nivel federal, ya hubo cambios y todo indica que tanto se realizará como estaba planeado y a su vez se cumplirá el mandato ciudadano de evitar la tala de árboles. Finalmente es la Conagua quizá la dependencia federal que más pendientes tiene con Hidalgo en la región ya que pasan los años y sigue sin operar la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Atotonilco y el Túnel Emisor en su totalidad.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.