• Regístrate
Estás leyendo: El primer filtro
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 19:32 Hoy

Intelecto opuesto

El primer filtro

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

De acuerdo con el presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, José Manuel López Flores, el primer filtro de revisión para alumnos y estudiantes de escuelas públicas y privadas de Hidalgo debe ser el hogar.

Los padres o tutores responsables de los menores en edad escolar, afirma, son los que deben cerciorarse de lo que llevan los niños y niñas a los planteles, pues en muchas ocasiones no se percatan en la entrada de lo que pudieran haber ingresado a las aulas.

No es ninguna ciencia exacta, el hecho es que precisamente se debe prestar la debida atención al problema de cómo se educa a los hijos, a fin de que sean personas de bien no en el mañana sino desde este momento.

Tras lo acaecido en Monterrey hace dos días, la reflexión ya debe ir no solo en lo lamentable de los hechos sino en la oportunidad que esto representa; el reforzamiento del vínculo familiar (no precisamente el modelo de familia funcional) donde padres e hijos puedan compartir ideas y pensamientos, inquietudes y dudas para que no tengan la necesidad de esconder nada.

También es la oportunidad de poder tomar cartas en cuanto a la puesta en marcha de acciones concretas como pedirle a las autoridades escolares que ayuden a los padres a poder tener control sobre las situaciones en los salones de clase; cualquier detalle que se detecte podría ser atendido de inmediato si entre docentes y familiares se mantiene una estrecha comunicación.

Hoy hubo entrega de circulares por doquier; todas las instituciones tanto públicas y privadas repartieron mensajes para hacer conciencia entre la población de Pachuca y la zona metropolitana, así como en las principales ciudades de Hidalgo.

En algunas se pudo constatar que los colegios piden una labor de corresponsabilidad pues no se debe cargar la culpa a las instituciones de lo que puedan llegar a cometer los propios alumnos. Sin embargo, también los planteles y directivos –tanto públicos como de paga- requieren asumir un papel más trascendental en la vida de sus educandos.

Aquí es donde me pregunto ¿qué pasa con las asociaciones de padres en las escuelas de Hidalgo?, generalmente solo funcionan para organizar eventos y vendimias, pero no para tomar cartas en asuntos como el bullying, depresión juvenil, consejería familiar, y la mayor parte de su función recae en la famosa "escuela para padres".

Sí, no podemos echarle la culpa a las escuelas o a los docentes sobre lo que pueda ocurrir al interior del salón o por la mala decisión que alguien pueda llegar a tomar. Pero si se puede exigir que sean constantes en su supervisión y llamados a dar aviso ante cualquier anormalidad.

El primer filtro es, pues, el hogar; pero ahora con lo de Nuevo León, se debe conjugar familia, hogar y escuela, en un solo concepto que sea el gran filtro que no permita a las nuevas generaciones caer en los mismos errores de siempre.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.