• Regístrate
Estás leyendo: El futuro de los “sin partido”
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 10:35 Hoy

Intelecto opuesto

El futuro de los “sin partido”

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

En Hidalgo no pinta nada bien el asunto de las candidaturas independientes, pues la mayoría de los registros que supuestamente se tendrán están cobijados por manos políticas provenientes de ex contendientes, de personal académico ligado a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, a su patronato y a las famosas Redes Ciudadanas, que desde hace más de 3 años se han venido instalando en cada uno de los 84 municipios.

Para lograr su objetivo, las candidaturas bajo esta modalidad requieren en Hidalgo de un mayor esfuerzo a diferencia de su espíritu original en el país que priorizaba el apuntalamiento de ciudadanos para la contienda electoral; es decir, requieren juntar el apoyo en firmas y credenciales para votar de por lo menos el 3 por ciento del padrón, dependiendo el tipo de puesto al que se aspira: gobernador, diputado local o presidente municipal.

Además de ello, los lineamientos que ya son conocidos por haber vivido ya un proceso con candidaturas de este tipo, en donde se requiere ser postulado por una asociación civil con registro ante las autoridades gubernamentales y fiscales, así como no haber participado en procesos internos de los partidos políticos en el estado, durante las últimas dos elecciones.

Muchos integrantes de las Redes Ciudadanas cuentan con dichas características, pues no están afiliados más que "moralmente" al patronato universitario o a las actividades que se promueven como talleres, cultura, música, arte, apoyos sociales y más.

Y no es que esté mal, pero volvemos a la discusión de si las candidaturas independientes lo son en realidad.

¿Cómo identificar si en verdad se trata de un aspirante puro y sin contexto político, que quiera participar impulsado por un inusitado sentimiento patriota y desinteresado que quiera ayudar a su comunidad y al país?, como tal no creo que exista ningún método o examen para saberlo, pero si es fácil identificar en Hidalgo quienes serán registrados bajo ciertas letras de organizaciones sociales y civiles.

En esta elección, la de 2016, será pues más evidente el hecho de que solo con apoyo de peso político, social y económico se podrá alcanzar una candidatura independiente, más aún que sea competitiva y que venga a aportar al proceso una imagen renovada para el electorado –léase y recuérdese el efecto El Bronco en Nuevo León-, que ante la apatía general prefieren no salir a votar.

¿Cómo han triunfado los candidatos independientes en el país? más que con carisma, es y será siempre el apoyo y respaldo de cientos y miles de seguidores que propicie una buena estrategia publicitaria, una buena propaganda, un mensaje directo, una imagen limpia, una persona mujer u hombre agradable que genere confianza y que provoque reacciones positivas. Eso, déjeme decirle, se logra con recursos y no precisamente histriónicos, y la gente, la que anda de a pie sin pretensiones políticas, no los tiene.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.