• Regístrate
Estás leyendo: ¿El fin del PRD?
Comparte esta noticia
Lunes , 12.11.2018 / 18:46 Hoy

Intelecto opuesto

¿El fin del PRD?

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Pese a ir en coalición con el PAN, el Partido de la Revolución Democrática en Hidalgo parece estar ante sus últimas opciones de permanecer como opción vigente para el electorado.

Dudo que si hubiera votaciones para 2019, alguien tacharía como su partido al llamado sol azteca; por ello, la alianza del Frente con Acción Nacional, supone que fue un movimiento más como medida de subsistencia que por estrategia electoral.

Ayer, Morena en Hidalgo presentó formalmente a dos presidentes municipales en funciones como sus nuevos militantes (aunque sea de forma virtual), así como al propio secretario general del PRD en el estado y líderes de corrientes como la de IDN.

Ya lo habían anunciado días antes, pero ayer de plano fue para echarle sal a la herida. Podrán los perredistas que quedan en Hidalgo decir que no pasa nada, que no se fueron cuadros activos, que no les importa, pero la realidad es otra.

Que pierdas la injerencia como fuerza política en dos demarcaciones donde hasta hace unos días eras gobierno y hoy ya no, es un golpe duro y certero al ego político y sobre todo a la misma vida interna del partido que reclama espacios y sitios para desarrollarse.

Conforme se acerca el momento decisivo de la elección presidencial, seguramente más y más militantes del PRD se estarán despidiendo de su militancia para no ser olvidados por los que lleguen. Una refundación de la llamada izquierda es uno de sus principales argumentos.

Es decir, a partir de lo que se vaticina como el triunfo de Morena en las elecciones, se trasladarán corrientes y liderazgos de todo el país, de los partidos opositores hasta ahora como PRD,PT, Movimiento Ciudadano y hasta Encuentro Social, a las filas obradoristas para conformar una sola fuerza, única, como en antaño el partidazo, el PRI.

Varios me han preguntado si esto es el fin del PRD y la respuesta es sí. Un instituto político que emergió de las filas de la inconformidad, de la protesta, del anti todo, de las famosas tribus, es ahora un satélite de la coalición que lidera el PAN, donde se le imponen candidatos, fórmulas, ideologías, plataforma y hasta presupuesto.

Que el propio secretario general del partido en Hidalgo haya abandonado el barco perredista y ahora esté con AMLO y Morena, habla de que desde la propia dirigencia no se pudo o se supo controlar los ánimos electorales.

También, cuando ocurren estos fenómenos donde la tendencia indica que hay un ganador de la elección –y porque no es la primera vez que pasa- es común ver desbandadas, donde lo importante radica en quien permanece estoico en su proyecto original y es capaz de comenzar de cero, desde abajo.

El PRD se ha quedado varado no solo en Hidalgo, al parecer es en todo el país y la culpa la tienen sus propios dirigentes, quienes empecinados en seguir con ideas con las que se casaron desde un inicio, son renuentes a buscar una salida digna para sus propios intereses.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.