• Regístrate
Estás leyendo: Debate presidencial y violencia
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 18:27 Hoy

Intelecto opuesto

Debate presidencial y violencia

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Este día se realiza el último debate de candidatos a la Presidencia y los cuatro candidatos llegan en medio de un entorno donde la violencia política se ha apoderado de la elección.

Tanto a nivel federal como en los estados los casos y denuncias por acciones que ponen en riesgo a los competidores durante las campañas ya son una constante y a diario se presentan noticias, reportes y evidencias de situaciones en todo el territorio.

Como contexto, hace unos días fue presentado el Primer Atlas de Riesgo Político-Electoral en México en donde se afirmó que la violencia política ha dejado 292 víctimas entre 2006 y 2012.

Según los datos de instituciones como el INE, la FEPADE, Artículo 19 y la Asociación Nacional de Alcaldes, hasta el 8 de mayo se habían “bajado” o retirado de las campañas 270 candidatos producto de amenazas y otros delitos: 149 en la Ciudad de México, 101 en Veracruz, 94 en Oaxaca, 60 en Guerrero y 53 en Coahuila.

De las víctimas de 2006 a la fecha, nueve eran alcaldes electos, 59 alcaldes en funciones, dos alcaldes con licencia, 25 candidatos y precandidatos, nueve dirigentes de partidos políticos y 41 periodistas. También tres diputados, 47 funcionarios, un exdiputados, dos familiares, 25 líderes políticos y sociales y dos simpatizantes.

Además, suman ya 112 asesinatos y más de 400 agresiones a políticos y candidatos en este proceso electoral que comenzó en septiembre de 2017 donde del total de los asesinatos, 28 eran precandidatos y 14 más candidatos a puestos de elección, el resto corresponde a alcaldes, exalcaldes, regidores, militantes, dirigentes, ex regidores, diputados, síndicos y ex síndicos.

Bajo este contexto nacional de impunidad y violencia se presentarán hoy en Mérida los candidatos a gobernar este país donde más que soluciones parecen ser parte de un gran conflicto provocado por la búsqueda del poder por el poder, a toda costa y a pesar de la propia vida de sus correligionarios.

Tan solo desde hace un par de días, la violencia política se ha endurecido entre los aspirantes Ricardo Anaya y José Antonio Meade, luego de que el primero anunciara que encarcelaría al actual presidente Enrique Peña Nieto de llegar a Los Pinos; la respuesta del abanderado oficial fue llamar a Anaya “vulgar ladrón”, lo que no tranquilizó las cosas sino que avivó las brasas para el encuentro de la noche.

Hay que destacar que ninguno de los cuatro candidatos ha planteado de forma explícita y concreta cómo detendría esta ola de violencia que existe en el país, y cómo empezaría a partir de ya, el trabajo entre gobierno saliente y el que será electo para que la nación tenga un periodo de transición en paz.

Lamentablemente no escucharemos esa propuesta ni hoy, ni mañana, ni tal vez nunca; hoy solo veremos a cuatro hombres peleando por ser el menos criticado y por salir bien librados de una carnicería política y de comentarios.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.