• Regístrate
Estás leyendo: ¿Cómo está la caballada?
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 06:19 Hoy

¿Cómo está la caballada?

Publicidad
Publicidad

Tremendo fin de semana e inicio de la misma para el PRI en Hidalgo quien para bien o para mal se decidió ya por sus primeros perfiles para buscar las candidaturas a puestos de elección popular que estarán en juego este 2018.

En Hidalgo, el 1 de julio se votará por diputados federales, senadores y diputados locales, a la par de la elección para Presidente de la República, lo que obliga a los partidos en la entidad a plantearse todo tipo de escenarios con miras a ganar espacios o a subir peldaños en la búsqueda de mejores opciones para electorado y para quienes representan, o afirman hacerlo.

Del PRI se pueden decir muchas cosas, pero de que se organizaron y sacaron sus procesos internos sin mayor contratiempo, nadie como ellos. Vemos el ejemplo del PRD quien en una sola reunión terminó con el trabajo y la unidad que se vino gestando por varios meses.

En el PAN siguen esperando “los tiempos” y al parecer las señales que les indiquen qué hacer con el juguete para poder entrarle al tablero. Es decir, no saben qué hacer, mientras el tiempo sigue su paso.

Los demás partidos, entre comparsas, satélites, sobrevivientes y proyectos anclados a lo que hagan personajes nacionales como Andrés Manuel López Obrador, no representan ni a Hidalgo ni a los hidalguenses.

En suma, la caballada está flaca para donde voltee uno. No hubo este fin de semana en los registros de precandidatos del PRI, ese ánimo desbordado de otrora tiempos donde, de menos, dos bandas y hasta mariachis, llegaban por aspirante a la entrega de documentos.

Quizá no hay click aún, me dice un allegado al tricolor, y aquí la pregunta es ¿por qué lanzar a alguien que debe buscar conectarse con la militancia y los consejeros?, cuando se supone deben llegar los que de antemano ya tengan no solo el reconocimiento, sino el trabajo previo que los acredite y avale como perfiles de renombre dentro de la organización.

Lo rescatable para el PRI, repito, es que pudo completar el difícil proceso de seleccionar, primero, a quienes buscarán las candidaturas. Segundo, que no hubo cruzadas ni intentos de división al interior, por más comentarios y publicaciones en redes sociales que pudieran hacerse.

Contrario al tricolor, los demás partidos siguen empantanados en los temas de cómo organizarse para sacar primero los registros, luego las estrategias de campaña, el financiamiento, los equipos a conformar, vaya, todo en lo que el PRI –al menos en Hidalgo- es experto.

Un paso adelante para el PRI y lo demás en suspenso para los demás, pues sabemos que quienes hayan llegado, como sea, a las precandidaturas del partido tricolor, tienen asegurada prácticamente la lealtad y votos de sus correligionarios que antes de toda pasión priorizan a su partido.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.