• Regístrate
Estás leyendo: Candidatos Independientes
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 05:59 Hoy

Intelecto opuesto

Candidatos Independientes

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Lo aprobado el viernes por los diputados locales en Hidalgo en torno a las candidaturas independientes para el proceso electoral de 2016 en un candado infalible en contra del “chapulinismo” político que persiste ante esta nueva modalidad en la democracia mexicana.

Es cierto que las figuras de aspirantes independientes no son nuevas en el país, pero su falta de reglamentación con claridad hizo que en estas primeras experiencias (caso Bronco en Nuevo León), se sometieran a escrutinio ante el juicio popular por tratarse de personajes provenientes de partidos políticos.

¿Qué pasa ahora en Hidalgo con la reforma el Código Electoral? Anteriormente, el artículo 247 precisaba que “Los dirigentes de los partidos políticos no podrán solicitar su registro como Candidatos Independientes, a menos que se hayan separado de su cargo partidista con tres años de anticipación al momento de solicitar su registro”.

Ahora, con la reforma aplicada el viernes pasado, se estableció que los dirigentes de los partidos políticos no podrán solicitar su registro como Candidatos Independientes, a menos que se separen de su cargo partidista con tres años de anticipación al momento de solicitar su registro. Asimismo, no podrán solicitar su registro como Candidatos Independientes los ciudadanos que participaron en algún procedimiento interno de selección de candidatos de algún partido político, dentro de los dos procesos locales electorales inmediatos anteriores y que en el proceso actual aspiren a obtener una candidatura independiente.

Con esto se pretende tener bloqueado completamente el acceso a dichas figuras a quienes hayan participado en anteriores procesos electorales internos de sus partidos en búsqueda de candidaturas a puestos de elección popular, de cualquier partido. Es decir, ni siquiera renunciado a su militancia podrán solicitar ser registrados para el proceso electoral del siguiente año en donde se someterán a votación el nuevo gobernador o gobernadora, presidentes municipales y diputados locales.

De darse aspirantes sin partidos, estos tendrán que ser sino apartidistas si libres de cualquier proceso interno al que hayan intentado participar; de lo contrario nadie podrá registrarlos ante las autoridades electorales.

Si alguien del PRI, PAN o PRD (o cualquier otro) quiere ser independiente, tendrá que ser alguien que no haya estado inmerso en selecciones internas o que haya sido dirigente estatal en los últimos 3 años y en la última elección anterior a la que será en 2016.

La reforma ya es aplaudida por algunos sectores sociales, algunas organizaciones virtuales internacionales, pero no será hasta su puesta en marcha y que se vean los resultados en las designaciones, que podrá evaluarse si en realidad servirá a la democracia estatal o no.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.