• Regístrate
Estás leyendo: Campañas y religión
Comparte esta noticia

Intelecto opuesto

Campañas y religión

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Este viernes empiezan las campañas políticas en todo el país. En plena Semana Santa, semana sagrada para el mexicano creyente, ateo, agnóstico y opuesto.

Por tal motivo los políticos del país, quienes afirman ser sensibles a los deseos del pueblo, decidieron en su mayoría suspender sus actividades proselitistas y únicamente usarán las redes sociales a partir de la medianoche de hoy jueves, para inundar –eso sí- el ciberespacio.

¿Por qué se tomó la determinación (repito, de la mayoría) de iniciar campañas hasta el domingo o el lunes?, por respeto, afirman.

Respeto a la creencia del descanso o a la ideología del balneario con la familia o del bailongo en casa, o por qué no, al hecho de que en México nos importa más ver el viacrucis, las películas de Jesús y mojarnos en Sábado de Gloria, los candidatos nos otorgan un periodo de gracia divina, ahora sí, por obra de Dios.

Un buen baño de pureza puede ablandar el corazón de quienes ya no creen en los políticos y quizá en Domingo de Resurrección pueda el pueblo conceder el beneficio de mirar un tuit, ver un spot, charlar en la sobremesa, abrir el mensaje de texto del celular, para leer y ver el mensaje político.

¿Qué tienen que ofrecer las campañas al ciudadano con todo y que se atraviesa la Semana Mayor?, realmente mucho, es un periodo de reflexión personal como he venido escribiendo en anteriores espacios y eso, lo que parece importarle demasiado el pueblo, es lo que tienen que aprender a usar a su favor los candidatos.

Nos importa la religión, sí. Nos importa el futbol, sí. Nos importa la diversión, mucho. Por eso queremos preservar los pocos privilegios sociales a los que nos hemos hecho acreedores por haber nacido aquí, en un país libre y con mucho o poco salario, pero al final empleo para la gran mayoría.

Buscan canonizar al que ya es creyente de aquí al domingo con mensajes de "voten por mí" no será un error si se logra conjugar el deseo aspiracional con el mensaje tradicional de esperanza y un mejor mañana.

De los 4 candidatos a la Presidencia al menos dos empezarán hasta el domingo o lunes; los otros dos parecen no ver más allá de sus narices y con todo y Semana Santa arrancarán desde la madrugada del viernes.

Unos ya dijeron que aprovecharán viernes y sábado para trabajar en la estrategia que utilizarán a partir de la siguiente semana, cuando el hecho de no hacer campaña de inmediato ya es parte de un plan previamente elaborado.

Combinar por azares del destino la religión y la política en un país que se jacta de mantener equilibrio y separación del estado y la iglesia, no es casualidad. Lo que sí, es que ya deberían saber y estar conscientes de que a partir de mañana, con el pueblo no se juega.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.