• Regístrate
Estás leyendo: A un año de Rancho Damasco
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 04:35 Hoy

Intelecto opuesto

A un año de Rancho Damasco

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

En noviembre se cumple un año de los hechos de violencia ocurridos en Rancho Damasco, en la comunidad de Dios Padre en Ixmiquilpan donde comuneros se enfrentaron por la posesión de más de 400 hectáreas que mantienen en disputa desde la década de 1990 dejando como resultado una persona muerta y al menos 3 heridos.

El suceso cobró relevancia pues se trató de uno de los primeros problemas con que tocó lidiar el entonces nuevo gobierno de Omar Fayad Meneses en Hidalgo, en lo que parecía el inicio de una férrea relación con Ixmiquilpan bajo el control de los hermanos Chárrez Pedraza.

Al final el asunto le costó el puesto a un subsecretario de Gobernación pero las cosas no han cambiado nada. Los Chárrez siguen siendo los mandones del pueblo y la autoridad replegada no ha podido hacer nada al respecto.

Es Dios Padre una de las comunidades con más conflictos territoriales no solo de Ixmiquilpan sino de todo el estado; no es la primera vez que ocurren cosas de este tipo con personas heridas o decesos, y basta adentrarse un poco en la zona para que las quejas y denuncias comiencen a brotar como el agua termal que ahí florece.

El conflicto en Rancho Damasco no se solucionó y eso a alguien le conviene; a la par otros conflictos como en El Barrido surgen y pueden convertirse en bolas de nieve y dolor de cabeza para el gobierno.

En dicho barrio de Ixmiquilpan, al menos mil 200 personas afirman ser afectadas y violentadas por sus vecinos del mismo sitio quienes pretenden invadir tres predios, mismos que ocupan de junio a la fecha.

Representantes vecinales acusan a la familia Bautista Olguín como la autora de las invasiones, en especial a su comisariadio ejidal, Francisco Bautista Bautista; también dicen que no hay presencia policiaca en la zona y que el apoyo que reciben quienes pretenden invadir las tierras proviene de políticos como los Chárrez e incluso de nombres como José Huerta, empresario de la zona y Xóchitl Gálvez, delegada de Miguel Hidalgo en la Ciudad de México.

¿Cuál es el verdadero interés y eterno conflicto en tierras de bienes comunales de Ixmiquilpan?, ¿por qué siempre salen a relucir nombres y nombres de personajes locales, estatales y hasta nacionales, quienes parecen siempre estar involucrados de una u otra forma en la región?

¿Habrá algún tesoro escondido o algún secreto que nadie sabe, más que ellos?

La realidad es que los conflictos de Ixmiquilpan son principalmente por la posesión de las tierras; misma que posteriormente se convierte en un próspero negocio, pero lo mismo ocurre en cualquier parte del país.

Ixmiquilpan parece estar en calma pero sigue dando muestras de ser una tierra de poca gobernabilidad, con una estación de la Policía Federal abandonada y quemada, con una familia encumbrada en el poder político y con muchos detrás aspirando a recuperar el trono que les fue quitado.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.