• Regístrate
Estás leyendo: ¿A dónde lo ahorrado?
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 19:50 Hoy

Intelecto opuesto

¿A dónde lo ahorrado?

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Primero fue el gobierno federal tras el anuncio por el incremento al precio de los combustibles, quien salió al paso de las críticas y las protestas para dar a conocer el plan emergente para hacer frente al gasolinazo, el cual se denominó "Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar".

Después los gobernadores de al menos 12 estados han ido avisando a la ciudadanía y a todo el país cómo harán frente al alza de precios por el incremento de las gasolinas. Días después el Poder Judicial de la Federación que se suma también al plan de austeridad nacional.

Por último son los diputados federales quienes ayer dieron a conocer la cancelación de bonos, vales de gasolina, teléfonos celulares y viajes internacionales en clase premier para los legisladores, además de pactar una reducción de 25 por ciento al gasto en alimentos.

Incluso, organismos como el Instituto Nacional Electoral ya cancelaron obras y proyectos que tenían presupuestados para este año, con motivo del mismo tema del ahorro que se debe hacer para tratar de aminorar el efecto de la crisis económica internacional y nacional que pega a todos.

Otros como los partidos políticos, institutos a los que más se les otorga presupuesto año con año en el país, ya se "solidarizaron" con México y están por determinar la aprobación de menores partidas.

Vemos pues a todo mundo dando avisos de que no gastarán ni derrocharán el dinero en 2017 que pareciera un contexto surrealista el de la actualidad, donde los más gastalones ahora serán los guardianes de las arcas.

Los planes de austeridad son muy buenas muestras de voluntad política pero sería mejor precisar con cifras cuánto estará obteniendo el país de dinero con los ajustes financieros tanto a presupuestos locales como a los programas federales. En suma qué cifra se quiere alcanzar como para decir, ya estuvo, con el plan de austeridad.

¿Habrá acaso un tope para determinar que contamos con las reservas suficientes y las cantidades de dinero necesarias en estados y el país, para hacer frente a una crisis de precios y de recursos como los energéticos?

¿Alguien sabe cuánto se ahorrara cada estado o Los Pinos, y lo más importante en qué se va a usar ese dinero?

Quizá es pronto para poder pedir explicaciones a las autoridades, pero en la posición donde nos encontramos, a una semana de la llegada de Donald Trump a Estados Unidos, con la amenaza latente de que proceda en contra de los acuerdos que benefician al país (retiro de empresas, el muro fronterizo, caída en remesas, devaluación del peso), no veo como el que los diputados dejen de gastar en llamadas de celular o de que los gobernadores dejen de viajar en jets privados, sea la salida inmediata a los problemas de México. Mucho menos, si desconocemos el destino final de lo que se supone se estarán ahorrando. Que pongan un gran cochinito para que echen ahí los billetes y las monedas.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.