• Regístrate
Estás leyendo: 2017: la lucha por el campo
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 08:15 Hoy

Intelecto opuesto

2017: la lucha por el campo

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

El punto es sencillo: pasó la mitad ya del actual sexenio y no llegó nunca la reforma para el campo; contrario a ello, se impulsaron sectores en apariencia estratégicos como los energéticos y la educación, con miras a mejorar la calidad de vida de los mexicanos y ¿qué tenemos?

Un área delicada para el país como los hidrocarburos, la luz, el gas y todo aquello que no ha sido de mucha utilidad para el grueso de la sociedad, y por el otro lado un país dividido por maestros y autoridades, que tampoco es un beneficio para los habitantes de la nación y sus nuevas generaciones.

¿En dónde queda el campo dentro del plan presidencial?, siendo una de las principales fuentes de alimentación y auto empleo, influye directamente en la estabilidad social y poblacional; un área que debió ser reforzada no desde 2012, sino desde hace 100 años.

En la Cámara de Diputados ya manifestaron su preocupación por los recortes de hasta 10 por ciento que se prevén para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, equivalentes a 5 mil 281 millones de pesos.

Además, se prevé que igual se afecten programas estratégicos como la producción de café, cuyo presupuesto aprobado fue de 973 millones de pesos para el presente año, según diputados, pero que se estima una reducción de 200 millones de pesos para el siguiente año.

Es importante el dato de que 83 por ciento de los pequeños productores no tienen acceso a los programas agrarios, pese a que el 63 por ciento sufren pobreza elevada.

En tanto, en el Senado también hay materia al respecto pero para revertir las cosas; fue precisamente la hidalguense Carmen Dorantes Martínez quien impulsó ayer un punto de acuerdo para exista un incremento en los recursos destinados a la agricultura familiar y periurbana en ciudades, municipios y comunidades.

La legisladora por Hidalgo ante la Cámara Alta pidió que se considere en el proyecto de presupuesto de 2017 incrementar el recurso asignado al Componente de Desarrollo Comercial de la Agricultura Familiar de la Sagarpa.

Ex delegada de la dependencia en la entidad, Dorantes señala que fue testigo del éxito de este programa al mejorar las condiciones de alimentación y nutrición de las familias hidalguenses.

Expuso que la agricultura familiar es la principal fuente de empleo agrícola y rural en América Latina; y según la ONU este tipo de producción representa un sector estratégico para lograr la erradicación del hambre y el cambio hacia sistemas agrícolas sostenibles.

Insistió en que este esquema es una gran alternativa que complementa los esfuerzos de asistencia social a quienes padecen hambre, pero que pone mayor atención a la generación de capacidades en las familias para el auto sustento alimentario.

La lucha por el campo ya comenzó en el Congreso de la Unión, en ambas cámaras legislativas del país; ahora toca a estados y municipios exigir lo propio; el campo debe ser prioridad para el gobierno federal más que nunca.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.