• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-11
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 06:01 Hoy

Intelecto opuesto

2017-09-11

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Una catástrofe más tiene que ocurrir en nuestro país para poder darnos cuenta de todo lo que nos hace falta por aprender en cuestiones de planeación para enfrentar esquemas de emergencias por desastres naturales.

Sí, es algo impredecible y que jamás se sabrá cuándo ocurrirá. Pero la realidad es que el principal gasto de muchas de las áreas que incluso tienen que ver con la salvaguarda de la población no está destinado a un fondo de emergencias para poder atender casos como el de Oaxaca y Chiapas, las entidades más afectadas por el sismo del pasado jueves y viernes en México.

Pareciera falta de sensibilidad ante el luto nacional, que horas después de haber ocurrido la tragedia que hoy atestiguamos, se haya entregado –por cuestiones legales y parlamentarias o por lo que usted guste y mande- la propuesta de paquete económico 2018 por parte de la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados.

En el primer análisis se observa un destino hacendario rígido, de buenos números, con un espíritu de promoción a la austeridad y así hasta el infinito; tan intachable e irrompible es el pilar de las finanzas gubernamentales, nos dicen, que se busca anteponer gasto a elecciones, partidos políticos, transición de gobierno federal del siguiente año, a cuestiones como el rescate de pueblos y comunidades afectadas por eventos, repito, impredecibles como lo fue el sismo o como lo han sido las lluvias desde hace aproximadamente tres meses.

La cifra de muertos por el sismo ya subió a 90. Son 71 decesos en Oaxaca donde unos 40 al menos se han presentado en el municipio de Juchitán; el resto, 15 en Chiapas y cuatro en Tabasco. Los daños aún son incuantificables en la región del Istmo de Tehuantepec que es la más dañada del país por el terremoto de 8.2 grados, por tanto aún no se puede destinar gasto.

De todas formas me gustaría escribir aquí que de acuerdo al proyecto de presupuesto para 2018, antes mencionado, para el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) hoy se tienen disponibilidades cercanas a los 9 mil millones de pesos y para 2018 se están proponiendo 6 mil millones de pesos adicionales para que entre 17 y 18 se tenga una capacidad cercana a los 15 mil millones de pesos para eventos como el sismo en Oaxaca y Chiapas. Ojo, hablamos que dicha cantidad está o estará disponible en enero, y solo es para cubrir de aquí a 2018 o hasta donde alcance.

Usted que ya vio las imágenes y las noticias de la devastación natural en el sur del país, ¿considera que con 15 mil mdp se puede restablecer la paz y la seguridad de las vidas afectadas?

Por ejemplo, para el Fondo de Transición se presupuestan 150 millones de pesos en 2018, exactamente el mismo monto en términos nominales que se planteó en apoyo a la transición hace seis años. No sería mejor destinarlo ya a los damnificados. La transición que...

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.