• Regístrate
Estás leyendo: Y los nuevos cuadros ¿cuándo?
Comparte esta noticia

ADN mexiquense

Y los nuevos cuadros ¿cuándo?

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

Los grupos de poder al interior de cada partido han probado que lo que menos les importa es la renovación de sus cuadros y dar oportunidad a nuevos valores a aportar y a dar otra imagen de los institutos políticos para involucrar más a la sociedad a sumarse a los ideales que cada uno representa.

PAN, PRI, PRD y MORENA que son los partidos más representativos actualmente en el Estado de México y en el país mismo, por quienes ahora dirigen y han estado al frente de los respectivos partidos queda claro que no tienen en lo absoluto la intención de abrir espacios de dirección a sus nuevos valores a menos que formen parte de las cofradías que hay en cada uno de ellos.

Los grupos que dominan cada uno de los partidos son los que se reparten y se pelean la titularidad en la dirección o bien se ponen de acuerdo para turnarse los tiempos de dirigencia a fin de mantener el dominio y sus prebendas.

No cabe en ningún partido la posibilidad de que nuevas generaciones que tengan visiones diferentes de conducir y de renovar puedan acceder a un cargo de dirección, no lo permiten pues primero están sus intereses grupales y después ceder con condiciones ciertos espacios para que se note pluralidad.

Pero la realidad es que los que llegan a un cargo cualquier alcalde, diputado local o federal, regidor y dirigente o miembro de la dirigencia del partido político accede pero con muchas condiciones y sujetándose a las directrices que les marquen quienes lo impulsen y no puede moverse de ahí y además debe representar los intereses del grupo y no los políticos e ideológicos del partido para con la sociedad.

En el PAN en estos momentos el dirigente estatal forma parte del grupo del alcalde de Naucalpan, pero el resto de las carteras del comité estatal la repartieron en otros grupos como la del ex alcalde de Tlalnepantla Ulises Ramírez y también de Óscar González. Todo quedó en familia y de alguna manera respetándose.

En el PRI, la designación de Ernesto Nemer como dirigente estatal es otra prueba de que el grupo al que pertenece pidió ese espacio y, obvio, desde ahí operará a favor para contar con las mejores candidaturas a diputados, alcaldes, síndicos y regidores y todo lo que estará en disputa el próximo año en la entidad. Muchos se preguntaron: ¿y los nuevos cuadros que tanto han formado y pregonado en el partido, dónde están? No hay nuevas caras con nuevos proyectos que renueven al partido.

En el PRD, el grupo Neza tiene el control con los hermanos Bautista como líderes, y para simular democracia les cede espacios a Nueva Izquierda, la corriente que a nivel nacional comanda al sol, nomas los chicharrones de los Bautista truenan.

Y en Morena, más claro que el agua: Higinio Martínez, el Zar de Texcoco, comanda ese partido político y sin cuadros nuevos, basta ver qué personajes están al frente de la dirigencia del partido, de dónde salió la candidata a gobernadora y quienes están al frente de los principales espacios a donde llegan recursos públicos.

Entonces, a todos los partidos: ¿Dónde estás sus nuevos cuadros? ¿Cuándo la renovación de generaciones? Son preguntas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.