• Regístrate
Estás leyendo: Menos poses. Más responsabilidad
Comparte esta noticia

ADN mexiquense

Menos poses. Más responsabilidad

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

A dos meses de iniciados el primer periodo ordinario de sesiones de la LX legislatura del Estado de México. Es poca la efectividad en el trabajo legislativo y si destaca y con mucho el protagonismo de algunos diputados y diputadas que hacen cualquier cosa por hacerse notar y atraer los reflectores.

Por desgracia también sobresalen las limitaciones de otros y otras integrantes de la cámara de diputados local que no saben leer y aún así se atreven a hacer uso de la tribuna.

Hasta ahora lo único diferente en el congreso mexiquense es el partido que tiene el control de la institución y eso no absoluto. Pues tuvo que hacer muchas negociaciones para integrar las comisiones y los comités legislativos.

Además es lamentable que algunos diputados y diputadas aprovechen ciertas coyunturas para tratar de apoderarse de las causas y hacerlas propias y tratar de ser los protagonistas de las demandas sociales y de una lucha justa.

Ejemplos hay muchos uno de ellos el relacionado con la sentencia que condena al periodista Juan Padget a resarcir el daño moral por la demando que le interpuso el al ex gobernador Eruviel Ávila. O las protestas de mujeres cansadas de tantos femenicidios en la entidad.

Hay diputadas o diputados que convocan a la prensa para informar que van a solicitar una auditoría o que se abra una investigación contra algún funcionario ya sea estatal o municipal. Arman todo un espectáculo para meter un escrito por oficialía de partes y posteriormente dan una declaración.

La pregunta es ¿en qué beneficia a la sociedad mexiquense una evento tan aparatoso? En absolutamente nada. Lo que realmente beneficia es que la denuncia que hacen o la solicitud de auditoria o de investigación, es que le den seguimiento y con ello lograr el objetivo castigo ejemplar para los que están actuando al margen de la ley.

Pero si lo hacen sólo por atraer los reflectores y en actitud protagonista y después olvidarse de que presentaron una solicitud o hicieron una denuncia. Evidencian su pobreza política y patentizan su afán de lucimiento personal.

La única diferencia cuando el PRI tenía el control es que los protagonistas sólo eran tres a cinco diputados de su bancada. En la Legislatura actual con MORENA como la primera fuerza es que la mayoría de sus diputados quieren ser protagonistas y en ese afán es que tratan de opacarse entre ellos tratando de lucir unos más que otros.

Ojalá cambie la actitud y realmente se observe un trabajo legislativo a la altura del estado de México que se hagan a un lado las poses protagónicas de los diputados que se pongan a trabajar y que después de un tiempo determinado informen que es lo que hicieron sin necesidad de tanto reflector sino demostrado trabajo y lo principal que están en esa posición como representantes populares y no de sus intereses.

Es cuanto.

egardunoc@uaemex.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.