• Regístrate
Estás leyendo: Los más conocidos rumbo a 2017
Comparte esta noticia

ADN mexiquense

Los más conocidos rumbo a 2017

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

La encuesta que se difundió en días pasados sobre cuál o cuaáes de los aspirantes a la candidatura del PRI a la gubernatura mexiquense son los más conocidos o identificados por los ciudadanos, es el primero de muchos estudios similares que se realizarán en lo que resta del año y en los primeros dos meses de 2017. El propósito es apuntalarse y tratar así de influir a la hora de la decisión final.

En este primer ejercicio Alfredo del Mazo Maza, actual diputado federal y ex presidente municipal de Huixquilucan, resultó ser el más conocido en el territorio mexiquense superando a José Manzur, Alfonso Navarrete, Carlos Iriarte y Ana Lilia Herrera Anzaldo esta última considerada la mejor pocisionada del género femenino.

No sorprenderá en otros ejercicios que los resultados sean diferentes a los que arrojó el primero y que ahora el mejor pocisionado sea el secretario del Trabajo a nivel federal o bien el dirigente del PRI en la entidad. O bien que Carolina Monroy desplace a la actual secretaria de Educación, en ese juego de intereses que se manejan por tratar de influir o bien distraer.

Los resultados de las encuestas no serán equivocados, el problema es donde se aplican y como se llevan a cabo. Porque si el ejercicio se hace para favorecer a uno de los aspirantes es obvio que el levantamiento de la información se realice en la zona donde el interesado es más conocido y tiene ascendencia y por ende los resultados le serán favorables. Otra característica es el peso del apellido de los aspirantes y eso obvio lo ubica como uno de los más conocidos muchas veces sin tener la información de quien en verdad se trate.

Las encuestas cumplen con los requisitos científicos y metodológicos para aplicarse. Lo cuestionable que se hagan en la zona de influencia social y política de la persona y obvio lo dejará bien posesionado.

De acuerdo con los estudios de opinión, la mayoría de los personajes que están en la disputa por la candidatura del PRI a la gubernatura mexiquense son identificados por los ciudadanos más por su trabajo y posición pública y no por su liderazgo social, del cual carecen todos.

Todos son ubicados ya sea por formar parte del gabinete estatal o federal o bien por estar en un cargo de dirigente partidista o de representación popular, diputado o senador. Tal vez esto no será relevante para los aspirantes o para el partido si y solo si la oposición no lance a alguien con esa característica.

Conscientes de que no basta ser el más conocido ni el de mayor experiencia y con más capacidad para ser el ungido aún así hacen su juego los grupos que están detrás de cada aspirante para tratar de influir en la cúpula que al final tomará la decisión no por el mejor sino al que convenga a sus intereses.

Algo se tomará en cuenta la popularidad de los aspirantes, su experiencia y su capacidad. Pero pesará más el que represente los intereses de todos y cuide las espaldas a todos. Ahí estará la decisión.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.