• Regístrate
Estás leyendo: La UAEM y la diversidad sexual
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 04:48 Hoy

ADN mexiquense

La UAEM y la diversidad sexual

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

Lo que en otros tiempos hubiese sido un linchamiento verbal desmedido y hasta probablemente con agresión física por presentarse públicamente como personas con tendencias homosexuales; en estos tiempos el respeto a estas minorías no es solo un derecho, sino el reconocimiento a la elección de vivir su sexualidad a su manera.

Ahora bien como dicen en el lenguaje coloquial, sangre, dolor y lágrimas ha costado a la comunidad Lésbico Gay Bisexual y Transgénero, la aceptación de las mayorías a sus tendencias y gustos por personas del mismo sexo, pero esto no significa que han dejado de ser vistos como bichos raros y gozan de las mismas oportunidades en todos los ámbitos como el laboral, por ejemplo que el resto de la población.

Aún persiste en muchos sectores conservadores de nuestra sociedad un rechazo hacía estas estas personas, porque los consideran una mala influencia en la convivencia social.

Pero hay otros sectores e instituciones donde el respeto a la diversidad sexual y el respaldo a sus acciones por defender sus tendencias y gustos por las personas del mismo sexo, son respaldados no sólo con declaraciones sino generando condiciones de armonía y oportunidades en el mercado laboral.

Tal es el caso de la Universidad Autónoma del Estado de México, donde el respeto por los gustos y tendencias sexuales de todos y cada uno de sus integrantes (docentes, estudiantes y administrativos) es fundamental.

Obvio no falta quien a título personal hable y descalifique a quienes no coinciden con las mismas preferencias sexuales, y hagan cualquier cosa por desplazar a los miembros de la comunidad LGBT y si es posible hasta buscar su extinción.

Pero es en lo individual, porque a nivel institucional y de mayorías, se ha logrado evitar esa exclusión y desprecio por quienes no son heterosexuales.

Hay quien comenta y con razón: "Mal haría la UAEM, si desprecia a los Gay, Transgénero y Lesbianas, estaría traicionando en principio su razón de ser en o Universal, donde no hay cabida para la discriminación, la exclusión, la imposición o el autoritarismo, porque entonces ya no sería Universidad ".

Claro, es verdad, mal haría la Universidad en no respetar los derechos de las personas sobre su sexualidad, sin embargo en otros años y en otras épocas sucedió, muchos universitarios padecieron el desprecio institucional y de los propios estudiantes y docentes por el simple hecho de no ser heterosexuales.

Hoy por fortuna eso es pasado y el respeto al derecho de las minorías es evidente en la UAEM y así lo probaron universitarios de la comunidad LGBT al presentarse el pasado viernes al edificio de rectoría con la bandera y los colores que los identifica, no hubo quien los recriminara o les impidiera el paso, fueron como todos los asistentes al evento del día del maestro bien recibidos y bien atendidos.

Seguro en otros años y en ese mismo recinto, las cosas hubiesen sido distintas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.