• Regístrate
Estás leyendo: La hora de las definiciones
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 07:03 Hoy

ADN mexiquense

La hora de las definiciones

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

A unas horas de que venza el plazo para que los partidos políticos opositores al PRI, principalmente PAN y PRD, decidan si van o no en alianza para la elección de gobernador en el Estado de México, persisten los agarrones al interior de ambos. A nivel de las cúpulas nacionales al parecer hay un acuerdo y aceptación tanto del dirigente blanquiazul Ricardo Anaya y la perredista Alejandra Barrales.

El Problema es a nivel estatal donde los grupos de ambos partidos no quieren ceder y solo permiten la alianza si el candidato es azul en el caso de los panistas y el que ellos decidan y no que sea impuesto por el CEN. En el PRD lo mismo, no están de acuerdo en que la alianza la encabecen los panistas y piden sea un militante de ese partido el que represente la causa conjunta, si es que se llega a dar.

Lo sorprendente de todo esto es que mientras que panistas y perredistas siguen discutiendo, MORENA se anota como una fuerza política que desplazaría al tercer y cuarto lugar a azules y amarillos y ya preocupa a los priistas.

La más reciente encuesta ubica a MORENA en el segundo lugar en las preferencias electorales seguido del PRD y del PAN que se disputan el tercer sitio. Obvio que esto no agrada ni a los panistas no a los perredistas de las cúpulas nacionales, pero en las locales los grupos no permitirán la imposición.

Y aceptarán la alianza si se hace bajo las condiciones que los locales pongan al interior de cada partido. Entonces esto traba la negociación porque se regresa al mismo punto es decir a NADA. Porque al interior del PAN dos grupos se disputan la nominación el que encabeza el ex senador Ulises Ramírez y el actual alcalde de Naucalpan Edgar Olvera y el dirigente azul Víctor Hugo Sondón. Y se pelean porque de ahí surja el candidato que encabece la alianza o mejor por su cuenta. Es más no aceptarían ni a Josefina Vázquez Mota.

En el PRD es lo mismo, no aceptarían la alianza si ésta la encabeza Josefina Vázquez Mota y van a esa gran candidatura si y solo si, el abanderado es de ese partido. Además los grupos están bien definidos y han surgido más de cinco precandidatos que quieren ir a una contienda interna.

La alianza para el PRI representaría no una piedra en el zapado sino una roca. Por ello también están haciendo lo propio, no permitir que esta coalición se dé y a su peculiar estilo y estrategia apuestan siempre a la división de la oposición que es lo que le da los mejores resultados y eso pretende ahora en el 2017 en el Estado de México.

Morena sólo observa...

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.