• Regístrate
Estás leyendo: Evadir la realidad, la norma
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 03:16 Hoy

ADN mexiquense

Evadir la realidad, la norma

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

Como cada año, las cifras son oficiales, son alentadoras, optimistas y con un presagio de que mañana será mejor que hoy, y que hoy estamos mejor que ayer, incluso del pasado se critica lo que no se hizo y que eso limitó en algunos casos avanzar como se pronosticó.

En seguridad, educación, empleo, salud, economía, turismo, sustentabilidad y muchos rubros más, el país y el Estado de México, están en un gran momento, el presente es mejor que el pasado en todo.

Sin embargo la percepción social es otra, la ciudadanía cada día más resiente la presión de la delincuencia en su casa y en la calle, pues la somete ya que gana más terreno y no se observa una actuación clara y contundente de la autoridad contra los delincuentes.

La reforma educativa no se aprecia, pues a dos semanas de iniciados los cursos en escuelas secundarias muchos alumnos no tienen maestros de historia, matemáticas, español y otras asignaturas porque ya no hay interinatos y los maestros que ganaron esas plazas pues no residen en las zonas geográficas donde se ubican las escuelas.

Si se generaron cientos decenas de miles de empleos, pero este año se quedaron sin trabajo cientos de miles de mexicanos por el cierre de empresas o la quiebra de otras.

Se destaca un crecimiento de la economía, pero la realidad, nos muestra otra cara distinta, la pobreza aumentó en todas sus categorías, alimentaria, patrimonial y por capacidad.

Efectivamente el turismo aumentó considerablemente y llegaron decenas de millones de turistas de otros países, así como millones de dólares, que bueno que pasó, pero lo malo es que en los estados con mayor influencia turística del país, no mejoraron las condiciones de vida de sus habitantes y si aumentaron los índices de pobreza, marginación y delincuencia.

Mucho se habla de preservar nuestro ecosistema, de la necesidad de cuidar nuestros recursos y evitar su destrucción, pero que pasa entonces con los cientos de miles de árboles que se han talado para la autopista Toluca- La Marqueza, era necesaria esa autopista si también va a haber un tren rápido en la México-Toluca.

Y qué hay del respeto a los derechos humanos, a conocer la verdad sobre las desapariciones forzadas, por qué no se atienden los reclamos de la sociedad por que se conozca la verdad de hechos que por desgracia han puesto los ojos de la comunidad internacional y se nos vea como un país donde priva la opacidad y el ocultamiento de la verdad.

¿Por qué evadir la realidad? Nadie nos cree las cifras ni los resultados de los que se hacen actos triunfalistas, pues como dice el dicho lo que se ve no se juzga.

En la medida en que seamos más transparentes, más credibilidad tendremos con los nuestros y con los externos, pero sobre todo con nuestras conciencias.

Pero esto no vende, no da votos y por lo tanto no funciona y es mejor seguir con las cifras utópicas y vender resultados triunfalistas, antes de que aceptar la realidad.

Qué pena.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.