• Regístrate
Estás leyendo: El desabasto y el abuso
Comparte esta noticia

ADN mexiquense

El desabasto y el abuso

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

El desabasto de gasolina que existe en el centro del país donde se ubica el Estado de México, ha generado múltiples reacciones. Aquellos que manifiestan su apoyo a la medida gubernamental, otros que la cuestionan y los que analizan los pros y contras pero que no dan su apoyo pero tampoco la descalifican. Se suma a lo anterior la sátira en las redes sociales.
Pero también ha generado abusos y actos poco éticos de personal de las estaciones de servicio y de vivales que adquirieron el combustible en bidones y garrafas para luego revenderla. Aprovechando la necesidad de los automovilistas.
Hay quienes en definitiva se niegan a comprar gasolina más cara y prefieren dormir en las estaciones y esperar a que llegue la pipa y que les despachen antes de caer en las garras de estos hambreadores que han lucrado con el desabasto.
Se ha mencionado que los propietarios de las gasolineras que operan en el Valle de Toluca han registrado pérdidas económicas por más de 30 millones de pesos diarios.
Empero, no señalan esos mismos concesionarios cuántos de ellos comercializaban gasolina producto del robo de combustible de los ductos y las millonarias ganancias que obtuvieron producto de la compra ilegal.
No se dude que una vez superada esta situación del desabasto en pocos meses haya menos estaciones de servicio pues seguro saldrá a la luz pública cuántas de las más de 170 estaciones que hay en el valle de Toluca compraron combustible robado.
Pero no sólo bastará con que se les retire la concesión sino también que se les castigue por haber comercializado con producto robado, pues al adquirir el combustible producto del huachicol, lo que hicieron estos concesionarios fue fomentar su expansión. Pues los que robaron el combustible ampliaron su mercado y algunos de los concesionarios redujeron sus compras legales a PEMEX. Por lo tanto hay delito y debe ser castigado.
De igual forma quienes se están aprovechando del desabasto y que están comercializando gasolina en garrafas y bidones, deben ser denunciados y castigados pues acapararon como viles hambreadores la poca gasolina para luego revenderla.
El presidente municipal de Toluca se subió al tema y ofreció apoyar con el pago del traslado del combustible de las refinerías de Tula y Acapulco para la capital mexiquense para normalizar el servicio. Dejando claro que no es un asunto de competencia municipal pero que en el afán de contribuir a revertir el desabasto apoyaba y contó con el aval de la dirección de PEMEX.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.