• Regístrate
Estás leyendo: Apoyar el teatro independiente
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 05:29 Hoy

ADN mexiquense

Apoyar el teatro independiente

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

"No me importa que lo tenga que hacer con mi gasto. Igual pido un préstamo y que me lo descuenten en tres quincenas y así ni lo siento, como sea. Pero de que voy, voy". "Ya le dije a mi peoresnada que ese día no cuente conmigo, que me voy a ver a mis artistas favoritos, cueste lo que cueste". Frases vertidas y que se reproducen de manera similar en la sociedad toluqueña al enterarse de la presentación de una obra de teatro en la que actúan sus ídolos de la televisión.

El hecho de que se presente en la capital mexiquense una obra con un elenco de actores y actrices con cierta fama por salir en la televisión, es garantía de éxito en la taquilla en cualquier recinto. Pero esto no garantiza que el trabajo en escena será excelso por parte de esas estrellas.

No se trata de demeritar el trabajo de los histriones de la televisión mexicana, hay muchos con mucha calidad en lo que hacen: actuar. Pero lamentablemente no son los que llenan los recintos teatrales por dos razones: 1.- no son guapos ni guapas. 2.- no tienen ese carisma para atraer a las audiencias, por tanto descartados para una puesta en escena.

Empero son precisamente esos actores y actrices despreciados por su físico y no por falta de talento los que sacan la casta. Prueban que el teatro independiente, a pesar de carecer de los recursos para una súper producción sabe hacer las cosas con calidad y explotan su creatividad y enorme capacidad para la presentación de una buena puesta en escena.

No contarán con la cantidad de dinero ni con las figuras decorativas de otras producciones teatrales, pero saben llegar a otras audiencias donde sí se les reconoce y sobre todo que conoce de lo que es una obra teatral y no una obra comercial.

En la Universidad Autónoma del Estado de México se producen excelentes puestas en escena y es muy lamentable que los recintos destinados para la expresión artística como los son el Teatro de Cámara Esvón Gamaliel, el de Los Jaguares y el Centro Cultural Universitario "Casa de las Diligencias", tengan reducidas audiencias no obstante a contar con excelentes actores y actrices que han probado su capacidad y talento.

Es triste que en una comunidad con más de 90 mil miembros, entre alumnos, trabajadores y docentes, no asistan ni cien a una puesta en escena de teatro independiente y de calidad. Y muy indignante observar cómo por ver a una actor o actriz de televisión en vivo no importa lo que se tenga que hacer para asistir al teatro y sobre todo pagar lo que se tenga que pagar. Peor aún, el esperar hasta dos horas para comprar el boleto y otras dos para poder acceder al recinto.

En tanto, en una puesta en escena de la Universidad, los actores con talento, determinación y a pesar de las adversidades presupuestales que enfrentan, no se doblegan ante nada y salen a las calles a invitar a la población para que asista a las funciones.

Eso dice mucho de quienes, con todo en contra, creen que el buen teatro no deben desaparecer y por el contrario debe seguir siendo punta de lanza en la lucha social y democrática de nuestro pueblo porque existan estos espacios de expresión artística.

Apoyemos el teatro independiente y particularmente al universitario. Ojalá esa voz, como muchas más, lleguen a donde tienen que llegar para que nuestros artistas estén en el lugar que se merecen a pesar de no salir en la televisión.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.