• Regístrate
Estás leyendo: No siempre hay malas en las escuelas
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 09:10 Hoy

En sintonía

No siempre hay malas en las escuelas

Eduardo Arias

Publicidad
Publicidad

Lo que históricamente hemos reclamado como sociedad en el renglón educativo son las distracciones constantes a los que son sometidos los calendarios escolares pues bajo cualquier pretexto son suspendidas las clases lo que repercute en bajo aprovechamiento en el amplio sentido de la palabra.

Los famosos “puentes” que los acomodan a modo de los intereses del sindicato predominante se negocian con pocos días de anticipación rompiendo con la planeación propia y la de los padres de familia que a diferencia de maestros y directivos no tienen esa misma posibilidad y tienen que seguir con sus actividades, de trabajo principalmente.

Es así como este lunes se añadió al fin de semana que comenzó el viernes por corresponder al día de evaluación mensual y que muchos se “vuelan” valiéndose de arreglos entre docentes para turnarse la asistencia volviendo amplios sus descansos, lo que nadie consigna.

Con el fin de semana multiampliado el retorno a las aulas en Tamaulipas que no garantiza sea literalmente a clases será hasta mañana martes y servirán los dos primeros días de Noviembre para la celebración a los muertos, tradición ineludible que no deben dejar pasar desapercibida por más días que no hayan trabajado.

Lo verdaderamente rescatable es la labor que se ha venido acentuando en los más recientes años para restar importancia al Halloween y sumando a la tradición ancestral de rendir tributo a nuestros muertos.

Comenzó este trabajo mediante la implementación de concursos inspirados en obtener un reconocimiento económico, solo eso, y con poca comprensión del significado de esta colorida ceremonia, dignificada a nivel mundial como la más bella y representativa de similares en América Latina.

Ahora y con el apoyo de conocedores no sólo se impulsa la creación de altares y bailables para disuadir la acción de la muerte sino que ya se ha logrado transmitir lo que vale la pena conocer del ritual heredado y aprendido de la influencia europea.

El círculo debe completarse ahora en las casas donde pocos dedican tiempo y espacio a esta fecha tan emblemática. Deberán ser los niños, los jóvenes los que lleven a su casa paterna y ya luego a la propia esta tradición que se niega a morir.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.