• Regístrate
Estás leyendo: Cambios acompañados de sustentabilidad
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 11:34 Hoy

En sintonía

Cambios acompañados de sustentabilidad

Eduardo Arias

Publicidad
Publicidad

De pronto los políticos “ataviados” de gobernantes adoptan ciertos términos a su vocabulario y los incluyen en su lenguaje cotidiano aunque muchas veces ni siquiera entienden el valor de su significado, volviéndolos verborrea, rollo, paja, demagogia, esa que los vuelve carentes de credibilidad, algo tan común entre esa “raza” hoy por hoy.

Como un modismo frecuente es fácil encontrar en los discursos politiqueros palabras como sustentabilidad o desarrollo sostenible que aunque parecidos no son exactamente iguales.

Cuando se inició el rescate del canal de La Cortadura, se habló de esa necesidad, de mantener sustentabilidad en el desarrollo del mismo y en cierta forma se ha hecho la tarea aunque siempre quedarán pendientes por atender.

En paralelo fueron considerados espacios peatonales, que aunque hay una liga de beneficio comercial, la realidad es que de manera indirecta podrían, como ocurrirá, dejar de contaminar con la emisión de gases, el ruido que tanta lámina empotrada en neumáticos produce y lo ha hecho históricamente en el primero y segundo cuadro de Tampico.

Este beneficio indirecto, de suprimir las rampas del transporte público, que por cierto nunca han tenido sustento legal, harán que muchas de estas unidades pasen de “entrada por salida” o se supone que eso se tiene considerado hacer.

Si realmente se pensara en proyectos basados en un desarrollo sostenible considerarían, quienes trabajan en el gobierno, en sustraer de manera definitiva todo el transporte y no solo alguno del primero y parte del segundo cuadro de la ciudad, que deberían ser usados para desplazamiento peatonal únicamente.

Los pocos pasos que hipotéticamente dejaran en carriles centrales de las semipeatonales deberían destinarse al paso de unidades de emergencia y unidades de transporte gratuitas, similares a las que ya tiene el municipio y que por cierto cobran por ser explotadas por un tercero. Es únicamente idea.

El mensaje es que si piensan en sustentabilidad, no solo lo hagan mediante el uso de un lenguaje “rollero”, que nadie comprende, menos los propios usuarios adoptantes.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima..

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.