• Regístrate
Estás leyendo: Trascendió
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 15:01 Hoy

Trascendió

Trascendió

Editoriales

Publicidad
Publicidad

:Que la ONU dio un buen estate-quieto a Marcelo Ebrard y a los morenos que desde temprano quisieron vender la especie de un espaldarazo de Naciones Unidas a Andrés Manuel López Obrador en una carta de Fabrizio Feliciani, director general para América Latina de la Agencia de Servicios para Proyectos, en la que aceptaba colaborar con el “gobierno de México” después del 1 de julio.

Tuvo que salir el mismísimo portavoz adjunto del secretario general, Farhan Haq, a ratificar desde Nueva York la imparcialidad del organismo en el proceso electoral mexicano.

¡Pero qué necesidad!


:Que al más puro estilo Ricardo Anaya, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, consideró “insulting and unacceptable” la imposición de aranceles ordenada por Donald Trump contra sus socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y Europa.

Aunque algo tarde, el panista bajó ese balón, pues la expresión lo ha seguido desde que la emitió en inglés a principios de campaña precisamente contra el jefe de la Casa Blanca, y tuiteó: “Estoy totalmente de acuerdo, Primer Ministro @JustinTrudeau”.


:Que el diputado presidente de la Comisión Especial de Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto, Rafael Hernández Soriano, aclaró a sus compañeros de la coalición Por México al Frente que no está contra el proyecto, pero sí en oposición al “desorden financiero y ecológico” que a su juicio mantienen ahí el secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, y el presidente del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patiño.

Respecto a que se quedó sin hueso, el legislador se declaró “buen comensal” y dijo que degustará su cuota ósea como diputado hasta el último minuto del 31 de agosto para denunciar las presuntas irregularidades en la megaobra aeroportuaria, mientras la mayoría de los representantes populares vacacionan anticipadamente.


:Que hoy el candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno, Mikel Arriola, se relajará un poco del proceso electoral y acudirá al Estadio Azteca como espectador al partido de México contra Escocia, con el que el Tri se despide de la afición por su viaje mundialista a Rusia.   

El candidato portará, faltaba más, una camiseta de la Selección Mexicana con su nombre y el 18 en la espalda, por lo que a ver si no sala a Andrés Guardado, el capitán del equipo, quien usa ese número.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.