• Regístrate
Estás leyendo: 2016-07-12
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 07:51 Hoy

Trascendió

2016-07-12

Editoriales

Publicidad
Publicidad

:Que el conflicto magisterial muestra síntomas de distensión, luego de la reunión que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sostuvo con dirigentes de la CNTE y en la que se acordó la instalación de tres mesas de trabajo: política, educativa y social.

Con el de anoche, suman cuatro los encuentros entre la Segob y los maestros de la disidencia, en los cuales prevaleció el ánimo de la construcción de acuerdos mediante el diálogo.

No pasó desapercibido sin embargo, a su salida, que al principio gritaban “¡va a caer… la reforma va a caer…!”, pero luego uno los corrigió y les ordenó cambiar la frase: “¡ya cayó, ya cayó…la reforma ya cayó!”.

:Que la intervención desde Los Pinos para enterrar los intentos de los gobernadores de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua para blindarse a su salida del gobierno desató dos conductas contrastantes.

Mientras Javier Duarte desistió de nombrar fiscal y magistrados, su compañero de partido Roberto Borge dijo que él no ha promovido la creación de ningún sistema anticorrupción.

Se le olvida al de Quintana Roo que la semana pasada rindieron protesta los nuevos magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa nombrados por el Congreso estatal, que también nombró ya titulares de la Fiscalía General y la Auditoría Superior del Estado.

¡Ah! Pero tiene razón: fueron los diputados, no él.

:Que el ex director de Pemex Emilio Lozoya reapareció ayer en el PRI.

Al acudir al registro de Enrique Ochoa, se paseó y posó para las fotos, tras aclarar que no se sumará al equipo de su ex compañero de gabinete, al que calificó de joven exitoso.

:Que por cierto, Enrique Ochoa llegó medio despistado al que será su partido.

Junto con su esposa, Greta, arribó por la calle de Insurgentes y mientras que en los baños todo mundo se ponía las típicas chamarras rojas, el ex director de la CFE hizo su aparición con una corbata verde.

:Que después de que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, se dijera listo ante la advertencia de la Profepa de hacer más verificaciones en los verificentros, las autoridades federales tuvieron que salir a decir que no hay ruptura política.

Dicen que sí hay una ruptura, pero que hacerlo evidente dejaría a las autoridades federales con una imagen de hostigamiento a la capital, y eso no les conviene, porque entonces el malestar por la verificación vehicular afectaría al partido en el poder federal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.