• Regístrate
Estás leyendo: 2014-07-31
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 17:12 Hoy

Trascendió

2014-07-31

Editoriales

Publicidad
Publicidad

:Que al líder nacional del PAN, Gustavo Madero, parece no hacerle mella la crítica por piratearle al jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, la iniciativa de abrir una discusión nacional sobre los salarios mínimos.

Es más, aseguró que tras las reformas económicas es necesario seguir con esta “reforma social”, y comenzó a promover la consulta popular sobre el tema para las elecciones de 2015, al estilo del PRD.

Sus asesores le dijeron que es un excelente tema de campaña, y por eso puso a los comités estatales, que solo le garantizan medio millón de firmas de sus afiliados, a promover el proyecto en las calles y así poder llegar al millón 700 mil firmas que se requieren.

:Que, siguiendo con el salario mínimo, la secretaria del Trabajo capitalina, Patricia Mercado, se adelantó y dio a conocer que la propuesta preliminar es que se fije en 100 pesos diarios el mínimo para los trabajadores en el país.

En el GDF tenían previsto dar a conocer el plan hasta la próxima semana, durante el foro internacional sobre el tema, pero a Salomón Chertorivski, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, no le quedó otra más que confirmar el dato y explicar lo que traen entre manos.

:Que el diputado federal priista y presidente del Consejo de Vigilancia del sindicato de Pemex, Luis Ricardo Aldana, ha pedido una y otra y otra vez a su bancada en San Lázaro confiar en su compromiso verbal de reestructurar el contrato laboral de la empresa y reducir el costo de los pasivos laborales, pues, según él, incluir esa condición en las leyes energéticas es tanto como ponerle al gremio “una pistola en la cabeza”.

:Que, hablando del debate energético, debido a que la discusión en San Lázaro se ha tornado por momentos ríspida entre priistas y perredistas, sus compañeros legisladores han buscado el modo de moderar estas expresiones.

El presidente de la Comisión de Energía, Marco Antonio Bernal, por ejemplo, no cesa de llamar a sus correligionarios del PRI, ya sea con señas o a viva voz entre curules, para que no interrumpan a los diputados de izquierda y no retrasar así el desarrollo de la sesión.

:Que, por cierto, en el Senado se tomaron unas minivacaciones tras la discusión de la reforma energética, cuyo destino siguen desde sus estados o sitios de recreo. Quien sí le ha dado seguimiento puntual es el priista David Penchyna, que pasa horas en su oficina para no perder detalle.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.