• Regístrate
Estás leyendo: 2018-03-07
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 01:41 Hoy

Templete

2018-03-07

Editoriales

Publicidad
Publicidad

:Que no siempre los ciudadanos se preguntan sobre cosas tan serias como el manejo de los recursos públicos o el costo de la obra en su municipio, a veces, los gobernados tienen dudas sobre cosas tan simples como los gustos y aficiones de las autoridades en turno. Lo que sucedió en Saltillo, en el mes de enero, da cuenta de lo absurda que puede ser, a veces, la demanda de información a través de organismos como el INFOCOAHUILA. A un ciudadano, con todo lo respetable que pueda ser, se le ocurrió demandar a través de este organismo de transparencia, “el top tres de canciones de reggaetón según Manolo Jiménez”. Fuera de broma, se le dio entrada a la petición, se canalizó a la autoridad municipal y el alcalde tuvo que responder. Jiménez no sólo escucha este género, también tiene sus favoritas: Despacito, de Luis Fonsi; Andas en mi cabeza, de Chino y Nacho y Échame la culpa, de Luis Fonsi, otra vez. Para Ripley. Un datito: no siempre contestan tan rapidito, por cierto.

:Que para algunos estudiantes de instituciones particulares que participan en concursos de robótica, resulta importante el respaldo que empresas como Peñoles otorgan a sus iniciativas de ciencia, sin embargo, se topan con la realidad de contender en las grandes ligas cuando viajan al extranjero y encuentran que los alumnos contra quienes contenderán reciben enormes apoyos económicos para fabricar los prototipos de robots con los que competirán en las contiendas internacionales.

:Que para dar una idea, una escuela de Estados Unidos recibe respaldo de la Nasa y hasta del gobierno estadunidense. Mientras que en La Laguna, los alumnos apenas tienen respaldo para armar un robot, en otros países, los estudiantes cuentan hasta con recursos para armar ocho prototipos. Es indudable que Peñoles está haciendo la tarea más que bien, pero falta que otras empresas se sumen a este reto.

:Que Ruta 5 de Manuel Espino sigue con la tarea de aglutinar a ciudadanos de trayectoria reconocida en Durango y agruparlos en ONGs que en realidad persiguen otro fin. Detrás de cada ciudadano, hay un candidato en potencia para alimentar a un partido político, el de Morena. Y la estrategia les ha funcionado porque la mayoría de esos ciudadanos ya encabezan causas sociales, ciudadanas y empresariales con relativo éxito. Por cierto, no le hacen el feo a ningún partido político y de ahí “cosechan” a todos los que empiezan a inconformarse con las filias y las fobias de sus institutos políticos.


templete@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.