• Regístrate
Estás leyendo: Pepe Meade y sus 20 minutos en Tampico
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 21:58 Hoy

Sin código

Pepe Meade y sus 20 minutos en Tampico

Víctor Hugo Durán

Publicidad
Publicidad

Desde poco más de las 2:00 de la tarde fue arribando gente al Auditorio Municipal de Tampico. Con tranquilidad lo hizo, sin arrebatos, empujones; los tres accesos están abiertos de par en par para para los más de los 4 mil asistentes que se pronosticaban acudir al mensaje de José Antonio Meade, candidato presidencial por el PRI.

A manera de matar el tiempo, con música tropical e imágenes en las pantallas del aspirante ciudadano, los priistas intentan entretenerse; otros van monitoreando el evento que se realizaba en Altamira, que estaba finalizando, pero el asedio provocó que el personaje principal de la campaña tardara en tomar su vehículo para trasladarse al puerto.

Así transcurrieron casi dos horas. Poco a poco el recinto se fue llenando, las porras crecían, el ambiente trata de ser festivo y no era para menos; en este lugar no se tenía registro que un postulado al Ejecutivo federal lo visitara para un evento de dicha magnitud y había que vestir de gala para la ocasión.

Son las 3:00 y las gradas verdes se van poblando. En la pista hay una lucha por tener un asiento lo más cerca de la tarima central, es vigilado por integrantes de la planilla de Magdalena Peraza Guerra, deciden quiénes sí acceden. Media hora más tarde aparece la maestra junto con Elvia Holguera y todo cambia: hay gritos, saludos, fotos para la candidata a la alcaldía y anfitriona.

Casi son las 4:00 de la tarde y por fin arriba Pepe Toño. Lo reciben Magda y Elvia, y apenas cruza la puerta y se va topando con seguidores que lo abrazan, las mujeres lo besan, les toma su celular y te toma la selfie, trayecto de cinco minutos para por fin subir al estrado, donde ya es observado por un auditorio repleto.

Le toca a Alejandro Guevara, propuesto para el Senado, ser el primero en hablar y mete toda su enjundia y energía para Meade, para Magda, para el PRI y el proyecto que están encabezando, teniendo el político mantense respuesta inmediata. Entonces, llega el turno de la atracción principal, el tan esperado.

Solo fueron 13 minutos de speech; dio su lugar a Yahleel Abdala, a Guevara, a Magda, a Elvia. Habla de seguridad, carreteras, potenciales que tiene la ciudad y la zona; pero es breve, concluye y se retira, no sin antes seguir con saludos y fotos.

Quedó comprobada una cosa: Meade habla como secretario de Estado, no como candidato; en su discurso le cuesta contagiar a la concurrencia; conoce, pero no sabe cómo entusiasmar. ¿Entendemos por qué va tan abajo en las encuestas?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.